La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

Qué ganas tenía de tener aquí a mi maestro, a la persona que me hizo ver el poder del coaching tanto en mi vida personal como profesional. Como ya os he dicho en otras ocasiones, aquí solo invito a mi gente: Os presento a José Luis Fuentes, un coach sin pelos en la lengua y con un alto poder de resiliencia. Un tío tan fantástico, que a veces se le olvida poner los pies en el suelo… ¡A la mínima echa a volar! Y cómo me gusta acompañarlo en sus sueños…

Gracias amigo por esta maravilla de post, clarito y directo. Como a ti y a mi nos gusta. ¡Espero que lo disfrutéis tanto como yo!

La triple personalidad en las marcas personales

La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

En el año 2008, impartía en la Universidad de Sevilla mi primer curso de “Marca Personal” para el programa Universem.  Entonces, se usaba el término “Márketing Personal” y no se pronunciaba la palabra “Coaching” en las aulas, aunque un año después, no solo se me dejó, sino que se cambió el nombre del programa añadiendo nuestros queridos términos anglosajones: Coaching y Personal Branding.

Y les explicaba a mis alumnas la importancia de practicar la congruencia en la creación de tu propia marca en todos y cada uno de sus actos personales y profesionales:

“La congruencia es esa sensación de coherencia, de veracidad, de certidumbre, de sinceridad, que nos proporciona nuestra fuerza interior, cuando todas nuestras partes internas están alineadas hacia un mismo objetivo, hacia un mismo fin, es decir, todos nuestros “yoes” están de acuerdo -al menos por una vez”.

Asisto perplejo en la actualidad, a una especie de esquizofrenia 3.0, en el que muchas personas que generan sus propias marcas, se nutren de una triple personalidad: una para las redes sociales, otra para su profesión y otra personal.  He seguido algunos perfiles (LinkedIn, Twitter y Facebook, sobre todo) que me han interesado, luego he ido su blog. Cuando he dado el paso de asistir a una conferencia o charla eran otras personas y en un intento de acercamiento personal he descubierto a otra completamente distinta.

Perfiles exitosos, grandes proclamas, frases interactuadas, miles de seguidores, y luego, una carencia impensable de habilidades sociales y profesionales en el trabajo y en el terreno personal.

La triple personalidad en las marcas personales

Recuerdo quedar a tomar café con una de estas personas, seguida por miles de followers y varios libros en el mercado y no haberle visto los ojos porque su timidez enfermiza no levantaba la mirada del plato. O personas maravillosas en las redes, grandes oradores y speakers que sabes que no puedes confiar en ellas porque te la juegan a la primera de cambio.

Creo que debemos hacer una reflexión hacia dónde queremos caminar, cuál va a ser el futuro de las redes sociales y de la interactuación 3.0 o 4. 0. Vamos, y es ya una realidad, hacia la interactuación 360º, es decir, a conocer a nuestro interlocutor en todas las facetas de su vida. Los head-hunter rastrean nuestros perfiles, no solo profesionales, sino personales, quieren saber de nuestros proyectos, trabajos, conferencias, videos, publicaciones, amigos, ideas, ideología, hobbies, viajes, relaciones, películas que nos gustan, frustraciones.

Somos un ser holístico (cuerpo-mente-espíritu) que en el siglo XXI dejamos una marca emocional que se puede rastrear en diversos lugares.

Facebook se ha convertido en un gran cementerio que rinde homenaje a las personas que, desde el año de su creación, 2004, han ido falleciendo –entre ellos mi padre- y nos han dejado un legado cibernético que se mantiene por los siglos de los siglos.

La red de redes es una gran biblioteca de acontecimientos vividos en tiempo real que podemos ya investigar.

Imagínense que el 4 de abril de 1912 hubiera existido Internet durante el hundimiento del Titanic. Hoy, tendríamos de forma perpetua en las redes, los videos del hundimiento en YouTube, los tweets que se hubieran mandado en el primer momento, los hashtags que se hubieran creado, los testamentos vitales de pasajeros dejando sus últimos deseos y por qué no, alguna foto de “postureo” de aquellos que tuvieron la suerte –por ser ricos- de tener plaza en una de las barcas.

La triple personalidad en las marcas personales

Desde que las redes existen podemos contrastar, buscar, investigar a cualquier persona que tenga perfil público.  Por lo tanto, nuestra “Ventana de Johary” cambia sustancialmente de significado. Lo que queremos que los demás conozcan de nosotros, lo que queremos que sea privado, y lo que los demás conocen de nosotros sin que nosotros hayamos pretendido que se conozca.

En la actualidad, nuestra ventana desconocida aumenta, ya que podemos leer entre líneas incluso los alter egos “de las personas a las que seguimos.

Abogo por una línea de transparencia en la marca personal. Somos una sola persona, lo que cambia es nuestro rol, unas veces desarrollamos estrategias profesionales, otras contamos algo personal y en ocasiones incluso mezclamos ambas. Esa es la congruencia de nuestra propia marca: coherente con lo que pensamos y consecuentes con lo que decimos.

Confundir Marca Personal con exposición en las redes es un error habitual y creo que de ahí deriva mucho de esta triple personalidad, cuando lo que buscamos es impostar una realidad ficticia maquillando nuestro perfil en pos de convertirnos en un influencers o luchar por aumentar los “likes”.

Conozco a grandes profesionales que prácticamente no interactúan en las redes, debido esencialmente a que no tienen tiempo, están con agendas cubiertas para el año entero.

Cualquier obsesión se puede convertir en una patología. El deseo de gustar para cubrir un mal hueco en la autoestima no es sano. Y debemos generar una marca que deje una huella auténtica, que perdure, con sentido de legado. Porque se nos recordará por nuestros actos, por nuestros hechos, por nuestras palabras, por nuestros vídeos, por nuestras fotos, por nuestros tweets, por nuestros posts, por nuestros mensajes, porque somos la suma de todo lo que hacemos, de lo que decimos, de lo que callamos, de lo que experienciamos, pero sobre todo… Por lo que vivimos.

Le preguntaban a Paul Auster cómo es que había tardado 7 años en publicar una nueva novela-por cierto-magistral 4 3 21, y dijo que hay que vivir para poder contar, uno se nutre de su propia experiencia y realidad.

Así ocurre con las marcas personales, son productos de nuestra leyenda, de nuestras experiencias, de nuestros aprendizajes, de nuestros anhelos.  Cuanto más sinceros y reales, mejor reputación, equilibrio y honestidad.

Por eso las marcas impostadas e incongruentes son frutiles y se desvanecen a lo largo del tiempo. Son cortoplacistas y no dejan huella.

La congruencia en nuestra marca:  que todas nuestras partes internas estén alineadas, ser concientes de quienes somos, qué hacemos, para qué lo hacemos, cuál es nuestro mensaje esencial que queremos que se conozca, y cuando no estemos… ¿Qué huella habremos dejado? Dibujemos y tracemos melodías que nos hagan participar siendo creadores de nuestros propios sueños. Haz llegar tu relato al mundo, sin temer lo que el mundo piense de tu relato.

Y nunca olvides, cuando te muestres al mundo que:

Lo esencial es invisible a los ojos, solo se ve con el corazón.

Antoine de Saint-Exupéry

José Luis Fuentes

www.joseluisfuentes.com

www.alientacoachinginternational.com

Anuncios

Promueve tu cambio o prepara tu involución

Nuevo regalo en mi blog. Tenía muchas ganas de que mi #LiantaDelNorte, más conocida como Elena Arnaiz, pasara por aquí.

Ya sabéis que solo invito a mis amigos, a mis referentes y ella no podía faltar. Ella que hace brillar a tanta gente… ella que brilla con luz propia… ella que tanto da… Generosa, auténtica y adorable. Así me gusta definirla. Uno de los grandes regalos que me han dado las redes sociales. Nunca el norte estuvo tan cerca del sur 😉

Y quién mejor que ella para hablar del cambio… ¡Gracias por este regalo amiga! Que lo disfrutéis tanto como yo.

cambio-involucion-elena-arnaiz-3

Promueve tu cambio o prepara tu involución

Pregúntale a tu abuela qué pensó cuando llegó la lavadora a su vida.

No, no he querido aprovechar la oportunidad de escribir en el blog de Silvia Saucedo (mi querida #LiantaDelSur) para soltar las burradas que no me atrevo a decir en el mío.

Quiero que veas la relación entre tu actitud frente a lo novedoso y tu nivel de productividad y rendimiento. Y, porque no decirlo, tu nivel de satisfacción, desarrollo personal y felicidad. Sí, felicidad.

Ante la llegada de un elemento nuevo, como la lavadora llegó en su día a las casas de nuestras abuelas, caben reacciones similares a esta:

  1. Catástrofe.

“Quítame eso de aquí, que me va a estropear toda la ropa. Vete a ver si no da a reacción luego en el cuerpo al ponértela porque con esos meneos que lleva…”

  1. Como toda la vida.

“Las cosas al natural, como toda la vida. Donde esté un buen apretón de manos (ay que se me va…) Donde esté el lavado a mano que se quite todo.

  1. Artesanía.

“Pero si yo tengo tiempo a hacerlo todo a mano. Es un gasto innecesario, sólo somos 6 en casa. Mientras los garbanzos se cuecen en tres horas ya hago yo la colada, friego los suelos de rodillas… etc. Esto no es para mí”

  1. Melancolía.

“Cualquier tiempo pasado siempre fue mejor”. Que traducido quiere decir, que pereza me da volver a empezar de 0.

  1. Curiosidad

“Bueno, a ver qué pasa. Por probarla… Empezaré con estos trapos viejos, por si acaso…”

  1. Early Adopter… de la época

“¡Esto es la revolución! La de tiempo que me voy a ahorrar. ¡La quiero ya!”

  1. Kamikaze

“Vamos a meter toda la ropa junta, que eso de separarlo lo veo una pérdida de tiempo…” y al abrir descubrir un insulso rosa palo que ha cubierto toda la ropa.

Promueve tu cambio o prepara tu involución

De la 1 a la 4, es decir, las personas que se resisten al cambio pagan un coste muy alto en tiempo, en esfuerzo, en sacrificio y en desgaste.

De aquí surge un primer efecto que es muy curioso pero que se repite. Es tal el miedo, la inseguridad y/o la pereza que les lleva asumir el cambio, que gastan energía tratando de convencer a los demás de que no se sumen al cambio. Tratando así de luchar en masa contra la innovación. Tremendo. Pero cierto.

El segundo efecto derivado es la demonización de lo nuevo. El apocalipsis se quedó corto a su lado. Todos los males y alguno más te pueden sacudir cuando aceptas e incorporas con gusto los cambios. Peligros te acechan en cada esquina, así que el mejor remedio ¡virgencita, virgencita que me quedé como esté! Y tan felices que se quedan.

El tercero y el más grave. Cuando tú tienes estos patrones de comportamiento para enfrentarte al cambio y si nadie te dice nada al respecto (aquí va mi pequeña contribución a la humanidad) vas a tender a repetirlos una y otra vez. Y el mismo tiempo que perdieron luchando contra la lavadora y contra la realidad aplastante de quiénes la probaban y afirmaban que les funcionaba y que ninguno de sus miedos era fundado si tomabas ciertas precauciones y aprendías a utilizarla, lo volvieron a malgastar con la llegada del lavajillas, la vitro, el microondas y todo lo demás.

Sé que me estás pillando, sé que a estas alturas del post ya sabes de qué te estoy hablando. Y vas bien, vas muy bien.

Lo grave de que en pleno 2017 aún no sepas usar las redes sociales como canal de comunicación profesional no es el hecho en sí (que ya de por si tiene delito). El problema está en qué quienes aún se ríen de nosotros y afirman triunfantes (entrarían en una nueva categoría: Nostra Damus) que las redes sociales se están pasando de moda (tal vez quieren decir que ellos lo han intentado con todas sus fuerzas y sus egos y/o inseguridades no les han dejado obtener el fruto esperado, pero esto daría para otro post) y alardean de que eso no va con ellos están en un grave peligro.

Tal vez esta ola no iba con ellos. No seré yo quien lo ponga en duda. Pero a los que no se subieron al carro por miedo, por incapacidad, por inseguridad, por exceso de precaución ¿cómo van a reaccionar a lo siguiente? Porque el hecho de que vamos a experimentar oleadas de cambio, una tras otra, sin descanso es ya una realidad incuestionable.

Así que, no se trata de cómo te has enfrentado a la digitalización, a la comunicación en redes sociales, a las nuevas formas de conocer personas (llámalo Networking si quieres), a la revolución digital del marketing o a cómo atraer talento a tu organización hoy en día.

Se trata de qué los cambios siguen llegando de forma abrupta, de un día para otro, sin tregua. Y si tú tardas tanto, si te sigue sacudiendo todo el cuerpo y desestabilizando entero cada vez que llega uno, vas mal.

Porque esto va cada vez a más. Un no parar de olas y olas de cambio. Por toneladas. Y ya no sólo tienes que adaptarte bien. Esto está totalmente obsoleto. Esto se sobreentiende y se da por hecho. Casi casi lo difícil es saber cómo has llegado aquí con tu alto nivel de reactividad al cambio.

Ahora el reto que te ocupa ni siquiera es saber mantenerte con cierta decencia. El camino que te queda es que seas tú mismo quién promueva el cambio. Quién se meta en nuevos “jardines” una y otra vez. Quien pruebe, quien experimente, quien decida si sí o si no, pero desde el conocimiento, la valoración y si procede la experimentación.  Nunca desde la negatividad, ni desde la agresividad, ni desde la lucha absurda y derrochona por no asumir el cambio. En definitiva, no digas que no al cambio por miedo.

Promueve tu cambio o prepara tu involución

Aprende a promover el cambio. Aprende a acompañar a los que aún prefieren lavar la ropa a mano porque no se han atrevido ni han sido capaces a pulsar un simple botón.

Aprende a vivir con el cambio y con todo el potencial de nuevas oportunidades que vendrán de su mano. Aprende a superar tu vértigo, a saltar con firmeza sin olvidarte de la red y los arneses. Esos te los da la formación y el aprendizaje continuo. Recuerda a lo que le pasaba a nuestras abuelas que metían junta toda la ropa.

Aprende a enamorarte del cambio, a ir en su busca cada vez que tengas la oportunidad. Crecimiento y satisfacción será lo único que te traigas de vuelta al final del, eso sí, extenuante camino. Y más experiencia para cuando venga el siguiente.

¿Estás preparado? Recuerda que si no promueves tu cambio, cada día estarás más cerca de tu involución.

 

Elena Arnaiz Ecker

@elenaarnaiz

Puedes saber de mi en www.elenaarnaiz.es

 

Silvia Te Orienta

Hoy os desvelo la noticia que venía maquinando toda la semana… ¡Vuelve Silvia Te Orienta!

Sé que me he puesto un poco pesadita, pero la ilusión de este nuevo proyecto me ha llevado a crear un poquito de expectación, espero me lo permitáis 😉

silviateorienta

Como sabéis, desde el año pasado he estado colaborando en Radio Guadalquivir en el programa que dirigía y presentaba la gran comunicadora Sara Zurita. Era una pequeña sección en la que hablábamos de temas de Orientación, Formación y Empleo.

Pues bien, esa etapa se cerró el pasado mes de Septiembre y tras un mes de silencio, Silvia Te Orienta vuelve a las ondas el próximo 6 de noviembre con un formato diferente. Estaremos todos los viernes en directo de 21 a 22 horas en Radio Guadalquivir, en la 107.5 FM.

Tengo que agradecer la oportunidad que me brinda la cadena y su director José Luis Pérez, de hacer este programa que para mí supone todo un reto, tanto en lo personal como en lo profesional. Es la primera vez que voy a presentar y dirigir un programa de radio, pero lo voy  a hacer con muchas ganas y mucha pasión, puesto que es todo un desafío para mí. Motivación no me falta, así que seguro que va a salir algo bonito.

LauraRodriguez

Además, en esta nueva etapa no voy a estar sola, tendremos colaboradores especializados en diferentes áreas y una colaboradora muy especial que estará siempre conmigo: Laura Rodríguez Gil. Pedagoga especializada en Formación Motivacional. Como ella misma explica: hago de la formación una atención personalizada desde la motivación y entendida como motor de cambio en la evolución de las personas. Además de excelente profesional, es compañera y amiga. Será un placer compartir micro con ella cada semana.

En Silvia Te Orienta no perdemos nuestras raíces y seguiremos hablando de lo que más nos interesa: Formación, Orientación, Empleo, Redes Sociales, Marca Personal, Nuevas Tecnologías… y todo lo que te interese. Sí, a ti. Porque vamos a dejar abiertos los teléfonos para que puedas llamar y hacernos tus consultas, o decirnos a través del correo electrónico que temas son los que te gustaría que tratáramos en el programa.

Y por si fuera poco, en el primer programa contaremos con una invitada de excepción: la maravillosa Eva Collado Durán. Una madrina estupenda para inaugurar ésta nueva etapa, con la que charlaremos sobre marca personal y nos presentará su reciente libro “Marca eres tú”. Cómo mejorar tu futuro profesional a través de tu marca personal.

EvaCollado

Y como decía otra gran comunicadora…hasta aquí puedo leer. Te prometo una hora llena de contenidos de actualidad y colaboradores de calidad. Lo mejor es lo que lo vayas descubriendo poco a poco.

Te espero todos los viernes de 21 a 22 horas en Radio Guadalquivir, 107.5 FM.

¡Gracias por la espera!

A %d blogueros les gusta esto: