Morir de ego

Desde Asturias llega Jessica Buelga para darle vida a mi blog en este 2018. Un año de cambios y de prioridades. Menos mal que mis amigos me hacen estos regalos para alimentar mi casa digital. Gracias Jessica por este regalo tan personal y tan necesario… Morir de ego, toda una lección de esta gran mujer a la que admiro por su frescura (podría ser del sur perfectamente jeje) y su generosidad. Siempre dispuesta a ayudar desde ese #FrenteAsturiano, esa conexión tan bonita que espero poder tocar con mis manos muy pronto.

Pues eso… Morir de ego. Que lo disfrutes y lo reflexiones… ¡Gracias preciosa!

Morir de ego

Morir de ego

El ego, ese ente del que te todos hablamos y damos consejos sobre cómo gestionar para mantener equilibrado, mientras es engullido por el nuestro propio. El ego, esa parte del ser humano de la que presumimos tener bajo control y nos lleva a callejones sin salida de manera constante.

Sí, lo sé, el ego ha de existir, es condición humana, pero… ¿por qué hablamos continuamente de él como si fuese un animal doméstico cuando en realidad es una bestia indomable que se apodera de nosotros?

Cansada de leer sobre cómo gestionar egos ajenos (importante, nunca el propio, no vaya a ser que no pueda/quiera), hastiada de encontrarme con lecciones magistrales sobre el daño que hace un ego sobredimensionado a las organizaciones y a las relaciones, y sobre todo aburrida de que siempre se hable en tercera o segunda persona (siempre son los demás los que tienen el ego desbocado, nunca yo misma), me he decidido a desnudar mi ego para ti.

Como una cura de humildad que todos necesitamos en algún momento (o en muchos), me voy a quitar aquellas capas de ego que veo tan a menudo en mi sector (sí, sí, en el mío que tanto vende y proclama la gestión de egos y personas, que es más sangrante aún).

Y voy a ser tan sincera como me permita el propio ego, porque por mucho que profundice en el autoconocimiento y me lo curre como una campeona, qué quieres que te diga, pues que todavía me falta para ser experta en mí misma. Con lo que ser experta en autoconocimiento así en general, peor me lo pones.

Morir de ego

Pues verás, por mucho que digamos que nos gusta rodearnos de personas que brillen más que nosotros, de las cuales aprender, bla, bla  y bla… yo he sentido miedo. Me encanta aprender, mejorar y crecer y eso sólo es posible si te rodeas de personas mejores que tú, que te impulsen a ello, pero sí, he tenido miedo. Miedo de no llegar a cumplir mis y sus expectativas, miedo de los agravios comparativos, miedo del aprovechamiento fruto de la desconfianza. No es todo el tiempo, se lucha contra ello y se vence, pero no siempre se consigue. Y quien te diga lo contrario miente, o eso creo…

Y hablando de egos, con el éxito hemos topado y con las prisas de crecer, de sumar seguidores, de engordar los perfiles y las cuentas bancarias. No me vengas ahora con que hay que hacerlo de corazón, porque no te lo crees ni tú y de paso, ni yo. Cierto que lo hago con el corazón porque me gusta mi trabajo, y me vuelco para que salgan bien las cosas, porque con ello se pone en juego mi profesionalidad, mi imagen y la confianza depositada en mí…Sigo rascando que cada vez escuece más. Y al ponerse en juego mi profesionalidad,  puede verse perjudicado mi orgullo, mi valía, mi yo, vamos mi ego. Que de paso, también velo por los intereses de las personas que componen y dan forma al proyecto, eso nunca se olvida, pero que lo hago con mi ego guardado en una caja fuerte a buen recaudo…como que no.

Es entonces cuando llega un día en el que me doy cuenta de el éxito puede ser la tumba, me voy a morir de éxito, de que me voy a morir de ego! Y total, ¿para qué? ¿Me compensa? ¿Compensa a quienes me rodean? Aquí sí que me trabajo bien el ego, lo doblo según los criterios de la japonesa Marie Kondo y bien plegadito al cajón. Pero admito que esta gestión, me viene como resultado de haberme visto fuera de mí misma, incluso fuera de control por miedo a ver dañado mi ego, ese del que presumo manejar tan bien.

Morir de ego

No soy perfecta, hace tiempo que lo sé, pero me fastidia admitirlo según en qué aspectos! Me gusta hacer las cosas con buenos resultados, que sean valorados por las personas que me importan, me encanta encontrarme con gente que coincida conmigo en valores. Vamos, que me gusta alimentar mi ego y protegerlo, y como ya he admitido que no soy perfecta, puedo permitirme el lujo de decirlo así, tal cual. Yo soy la principal “culpable” de que mi ego aumente de tamaño  y lo hago de manera consciente e inconsciente. Luego se me va de las manos y ya no me gusta tanto, ahí es donde tiro de abuela materna, que es la persona con mayor capacidad que conozco para reajustar el tamaño tu ego de un plumazo, te deja como nueva (cosas de la genética de la cuenca del Nalón). Y si aún así se resiste, siempre me queda mi marido que me hace bajar de las nubes con tan sólo mirarme o mi madre al hacer ver que no sabe realmente a qué narices me dedico. Para ese ego fuera de sí, una buena dosis de realidad y quedo como nueva. Sería ideal que siempre fuese yo la que llegase a esta conclusión por mí misma, pero ya he vivido algún episodio donde mi ego me ha cegado y he llegado a rozar la enfermedad por exceso de trabajo o agotamiento mental. Y sí, esto también son problemas a la hora de gestionar mi ego.

No te creas que ha sido fácil sentarme a contarte esto, yo me que las doy de ser una apasionada (qué pesados somos con la pasión, de verdad!) del autoconocimiento y buscadora empedernida de la aplicación de la gestión emocional. Yo, que escribo post quincenales con recomendaciones y te acerco la teoría a la práctica. Yo… he de admitir que, como tú y como el resto de mortales, nos encanta alimentar nuestro ego.

Jessica Buelga

Anuncios

La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

Qué ganas tenía de tener aquí a mi maestro, a la persona que me hizo ver el poder del coaching tanto en mi vida personal como profesional. Como ya os he dicho en otras ocasiones, aquí solo invito a mi gente: Os presento a José Luis Fuentes, un coach sin pelos en la lengua y con un alto poder de resiliencia. Un tío tan fantástico, que a veces se le olvida poner los pies en el suelo… ¡A la mínima echa a volar! Y cómo me gusta acompañarlo en sus sueños…

Gracias amigo por esta maravilla de post, clarito y directo. Como a ti y a mi nos gusta. ¡Espero que lo disfrutéis tanto como yo!

La triple personalidad en las marcas personales

La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

En el año 2008, impartía en la Universidad de Sevilla mi primer curso de “Marca Personal” para el programa Universem.  Entonces, se usaba el término “Márketing Personal” y no se pronunciaba la palabra “Coaching” en las aulas, aunque un año después, no solo se me dejó, sino que se cambió el nombre del programa añadiendo nuestros queridos términos anglosajones: Coaching y Personal Branding.

Y les explicaba a mis alumnas la importancia de practicar la congruencia en la creación de tu propia marca en todos y cada uno de sus actos personales y profesionales:

“La congruencia es esa sensación de coherencia, de veracidad, de certidumbre, de sinceridad, que nos proporciona nuestra fuerza interior, cuando todas nuestras partes internas están alineadas hacia un mismo objetivo, hacia un mismo fin, es decir, todos nuestros “yoes” están de acuerdo -al menos por una vez”.

Asisto perplejo en la actualidad, a una especie de esquizofrenia 3.0, en el que muchas personas que generan sus propias marcas, se nutren de una triple personalidad: una para las redes sociales, otra para su profesión y otra personal.  He seguido algunos perfiles (LinkedIn, Twitter y Facebook, sobre todo) que me han interesado, luego he ido su blog. Cuando he dado el paso de asistir a una conferencia o charla eran otras personas y en un intento de acercamiento personal he descubierto a otra completamente distinta.

Perfiles exitosos, grandes proclamas, frases interactuadas, miles de seguidores, y luego, una carencia impensable de habilidades sociales y profesionales en el trabajo y en el terreno personal.

La triple personalidad en las marcas personales

Recuerdo quedar a tomar café con una de estas personas, seguida por miles de followers y varios libros en el mercado y no haberle visto los ojos porque su timidez enfermiza no levantaba la mirada del plato. O personas maravillosas en las redes, grandes oradores y speakers que sabes que no puedes confiar en ellas porque te la juegan a la primera de cambio.

Creo que debemos hacer una reflexión hacia dónde queremos caminar, cuál va a ser el futuro de las redes sociales y de la interactuación 3.0 o 4. 0. Vamos, y es ya una realidad, hacia la interactuación 360º, es decir, a conocer a nuestro interlocutor en todas las facetas de su vida. Los head-hunter rastrean nuestros perfiles, no solo profesionales, sino personales, quieren saber de nuestros proyectos, trabajos, conferencias, videos, publicaciones, amigos, ideas, ideología, hobbies, viajes, relaciones, películas que nos gustan, frustraciones.

Somos un ser holístico (cuerpo-mente-espíritu) que en el siglo XXI dejamos una marca emocional que se puede rastrear en diversos lugares.

Facebook se ha convertido en un gran cementerio que rinde homenaje a las personas que, desde el año de su creación, 2004, han ido falleciendo –entre ellos mi padre- y nos han dejado un legado cibernético que se mantiene por los siglos de los siglos.

La red de redes es una gran biblioteca de acontecimientos vividos en tiempo real que podemos ya investigar.

Imagínense que el 4 de abril de 1912 hubiera existido Internet durante el hundimiento del Titanic. Hoy, tendríamos de forma perpetua en las redes, los videos del hundimiento en YouTube, los tweets que se hubieran mandado en el primer momento, los hashtags que se hubieran creado, los testamentos vitales de pasajeros dejando sus últimos deseos y por qué no, alguna foto de “postureo” de aquellos que tuvieron la suerte –por ser ricos- de tener plaza en una de las barcas.

La triple personalidad en las marcas personales

Desde que las redes existen podemos contrastar, buscar, investigar a cualquier persona que tenga perfil público.  Por lo tanto, nuestra “Ventana de Johary” cambia sustancialmente de significado. Lo que queremos que los demás conozcan de nosotros, lo que queremos que sea privado, y lo que los demás conocen de nosotros sin que nosotros hayamos pretendido que se conozca.

En la actualidad, nuestra ventana desconocida aumenta, ya que podemos leer entre líneas incluso los alter egos “de las personas a las que seguimos.

Abogo por una línea de transparencia en la marca personal. Somos una sola persona, lo que cambia es nuestro rol, unas veces desarrollamos estrategias profesionales, otras contamos algo personal y en ocasiones incluso mezclamos ambas. Esa es la congruencia de nuestra propia marca: coherente con lo que pensamos y consecuentes con lo que decimos.

Confundir Marca Personal con exposición en las redes es un error habitual y creo que de ahí deriva mucho de esta triple personalidad, cuando lo que buscamos es impostar una realidad ficticia maquillando nuestro perfil en pos de convertirnos en un influencers o luchar por aumentar los “likes”.

Conozco a grandes profesionales que prácticamente no interactúan en las redes, debido esencialmente a que no tienen tiempo, están con agendas cubiertas para el año entero.

Cualquier obsesión se puede convertir en una patología. El deseo de gustar para cubrir un mal hueco en la autoestima no es sano. Y debemos generar una marca que deje una huella auténtica, que perdure, con sentido de legado. Porque se nos recordará por nuestros actos, por nuestros hechos, por nuestras palabras, por nuestros vídeos, por nuestras fotos, por nuestros tweets, por nuestros posts, por nuestros mensajes, porque somos la suma de todo lo que hacemos, de lo que decimos, de lo que callamos, de lo que experienciamos, pero sobre todo… Por lo que vivimos.

Le preguntaban a Paul Auster cómo es que había tardado 7 años en publicar una nueva novela-por cierto-magistral 4 3 21, y dijo que hay que vivir para poder contar, uno se nutre de su propia experiencia y realidad.

Así ocurre con las marcas personales, son productos de nuestra leyenda, de nuestras experiencias, de nuestros aprendizajes, de nuestros anhelos.  Cuanto más sinceros y reales, mejor reputación, equilibrio y honestidad.

Por eso las marcas impostadas e incongruentes son frutiles y se desvanecen a lo largo del tiempo. Son cortoplacistas y no dejan huella.

La congruencia en nuestra marca:  que todas nuestras partes internas estén alineadas, ser concientes de quienes somos, qué hacemos, para qué lo hacemos, cuál es nuestro mensaje esencial que queremos que se conozca, y cuando no estemos… ¿Qué huella habremos dejado? Dibujemos y tracemos melodías que nos hagan participar siendo creadores de nuestros propios sueños. Haz llegar tu relato al mundo, sin temer lo que el mundo piense de tu relato.

Y nunca olvides, cuando te muestres al mundo que:

Lo esencial es invisible a los ojos, solo se ve con el corazón.

Antoine de Saint-Exupéry

José Luis Fuentes

www.joseluisfuentes.com

www.alientacoachinginternational.com

5 claves para salir del bloqueo laboral

Hay momentos en nuestras vidas en los que nos sentimos bloqueados y no sabemos para dónde tirar ni que camino escoger. También nos ocurre en el terreno laboral. Son momentos que nos ponen a prueba, que nos sirven para conocernos, para saber qué tipo de personas somos y si realmente estamos preparadas para salir de una especie de espiral que parece no tener fin, como es  el bloqueo laboral.

Hoy día se habla mucho del concepto de resiliencia. Probablemente lo hayas escuchado más de una vez y quizás no sabes ni lo que significa esa palabreja. La definición según la RAE es:

Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”.

Seguro que si te paras a pensar, ya has pasado por más de un período de resiliencia y ni te has dado cuenta. Cada persona vive  esa situación límite de forma diferente. Sé que no es fácil. Resulta todo un desafío, un derroche de optimismo y un gran esfuerzo, pero se consigue. Puedes salir del bloqueo laboral en el que estás inmerso y continuar tu camino.

Salir del bloqueo laboral

Y ahora vienen las preguntas poderosas: ¿Cómo lo hago? Y ¿Por dónde empiezo? Pues como todo en la vida, empezando por el principio y currando mucho.

5 claves para salir del bloqueo laboral

1. En primer lugar tienes que localizar donde se encuentra tu bloqueo, qué es lo que te impide salir hacia adelante y te hace sentir como esa pescadilla que se muerde la cola todo el rato. Para ello tienes que hacer un ejercicio de reflexión y autoconocimiento, ya que cada persona es un mundo y a todos no nos afecta de igual manera las cosas. El mirar hacia dentro y poner el foco en uno mismo no resulta nada fácil, pero una vez que lo consigues, es lo mejor que te puede pasar. Tienes que descubrir tus competencias, saber en qué eres bueno y cuál es tu talento. Además de tener muy claro tu objetivo profesional. Eso de “trabajar de lo que sea” no vale. Créeme. Tienes que fijarte un objetivo y actuar en consecuencia con esa meta.

A veces, en las mujeres (desempleadas), el hecho de ser madre provoca ese bloqueo laboral, ya que están tanto tiempo dedicadas al cuidado del bebé, que cuando quieren retomar la búsqueda de empleo y la actividad, no saben por dónde empezar. Lo primero es organizarse, sacar tiempo cuando el bebé duerme, aprovechar cuando se lo quedan los abuelos, cuando está en la guardería, etc. También les ocurre a desempleados de larga duración. Llega un momento en que se produce un bloqueo y ya no saben por dónde buscar. Son estos momentos de bloqueo en los que tenemos que hacernos fuertes y empezar de cero, como si no hubiéramos hecho nada anteriormente. Desprendernos de todo lo anterior y comenzar una nueva etapa.

Septiembre es un buen mes para empezar. Parece que el comienzo del curso escolar nos trae un soplo de aire fresco y nuevos proyectos en los que centrarse. Te recomiendo llevar contigo siempre una libreta para ir apuntando todas las ideas que  se te ocurran. Así como todas las cosas que tienes que hacer, las empresas a las que te interesa mandar el curriculum, las entidades a las que puedes visitar para que te conozcan, los cursos que te motivan, etc. Sería una mezcla de agenda y cuaderno de bitácora en la que no se te escapará nada. Y si eres más tecnológico, usa la App que más te guste 😉

Salir del bloqueo laboral

2. En mi opinión, una de las herramientas más importantes a tener en cuenta a la hora de salir de ese bloqueo laboral son las Redes Sociales. Empieza por revisar tu perfil (si lo tienes) en Facebook, Twitter, LinkedIn, beBee e Instagram. No tienes que estar en todas las redes. Siempre es mejor la calidad que la cantidad. Pero si de verdad quieres estar en las redes sociales de forma profesional, tienes que asegurarte que tu perfil sea, como su nombre indica, profesional, por ejemplo:

  • Un perfil homogéneo en todas las redes sociales.
  • Una foto en la que seas reconocible (no vale la de graduación ni la de la boda… y sonríe, siempre).
  • Una biografía con las palabras claves que te identifican como profesional.
  • Aportar y compartir contenido de valor.
  • Ser auténtico y coherente con todo lo que publicas.

Estas son solo algunas de las cosas que tienes que tener en cuenta cuando empieces a gestionar, lo que venimos llamando la Marca Personal. Todos sabemos que los reclutadores miran los perfiles de los posibles candidatos en las redes sociales y una buena gestión de la Marca Personal puede hacer que te posiciones mejor que otros candidatos al puesto.

Seguro que si te paras a pensar, hay por ahí algunas fotos que no te gustaría que algún nethunter viera ¿verdad? Mi consejo: Separa tu vida privada de la profesional y elige la red que mejor se adapte a tu objetivo profesional. Con esto no te quiero decir que no puedas subir fotos personales, ni mucho menos. Pero elige bien qué tipo de contenido compartes de forma pública y si aporta valor a tu perfil profesional.

3. La red de contactos es muy útil para salir del bloqueo laboral. Deja se ser invisible y déjate ver. El networking es fundamental para tomar conciencia de lo que se mueve en el mercado laboral. Desempolva tu agenda y empieza a contactar con antiguos colegas de clase, compañeros de trabajo, amigos del gimnasio, etc. Las redes sociales ayudan mucho a la hora de retomar el contacto perdido con gente que te puede interesar tener en tu comunidad profesional. Hoy en día, la mayoría de ofertas de empleo ni se publican. Has leído bien:

El 80% de los puestos vacantes se cubren a través de la red de contactos.

Por tanto, hacerte con una buena red profesional es imprescindible. No solo te puede surgir algún proyecto, lo más importante de una buena red de contactos profesionales es la información que se maneja. Y ya sabes… ¡La información es poder!

Salir del bloqueo laboral

4. Seguro que lo del curriculum actualizado ya lo has escuchado mil veces, pero es tu trabajo, mantenerlo lo más actualizado posible. Tanto en papel como en las redes y en los distintos portales de empleo. Y, por supuesto, adaptarlo siempre a cada oferta de empleo. No es posible que sigas mandando un curriculum genérico para cualquier oferta de empleo. Piénsalo detenidamente… ¿Por qué no te llaman para la entrevista? En este post de Jessica Buelga, tienes la respuesta. Me está quedando un post muy largo y ella lo resume a la perfección.

5. Otra de las cosas fundamentales que tenemos que hacer cuando estamos en búsqueda pro-activa de empleo (término acuñado por David Barreda) es actualizarnos continuamente a través de la formación. Así que empieza a buscar cursos relacionados con tu perfil que te puedan ayudar a destacar sobre los demás. Pero no cualquier curso, busca una formación que realmente te sirva para añadir valor a tu curriculum. El tiempo de la titulitis ya ha pasado, estamos en la era de las competencias profesionales, así que demuestra lo que sabes hacer.

Creo que con estas 5 claves puedes salir del bloqueo laboral en unos meses. Solo necesitas 2 cosas: muchas ganas y mucho curro. No te estoy diciendo que sea fácil, todo lo contrario. Requiere una gran cantidad de tiempo y horas de aprendizaje. Pero cuando lo consigues, todo el esfuerzo merece la pena. Te lo digo por experiencia.

El mes que viene estaré impartiendo una Taller de LinkedIn y Marca Personal en Sevilla con Prodetur. El taller es gratis pero tienes que inscribirte antes del día 6 de septiembre. Aquí te dejo el enlace. ¡Nos vemos pronto!

 

 

 

Tequila y sal para tu Marca Personal. ¡Déjate de limones!

Y aquí mi crónica del #PBLabDay17

Lo primero, nervios, muchos nervios. Creo que era la primera vez que se hacía un webinar en directo y de forma simultánea con un programa de radio… Los tiempos en la radio son muy precisos ¡Pero lo conseguimos!

No puedo dejar de dar las gracias a Guillem Recolons  y Jordi Collell por confiar en mi y darme esta oportunidad.  Y aquí estoy yo, cumpliendo otro sueño, este 2017 que tantas alegrías me está dando. ¡Gracias chicos! Hace unos meses soñaba con ir a Barcelona a ver en directo el evento y, ahora, resulta que formo parte de él… ¡Increíble!

Cada vez que alguien cumple un sueño, debería compartirlo, para que los demás sigamos soñando y comprobando que los sueños sí se cumplen.

Tequila y sal para tu Marca Personal

Cuando Guillem me dijo que podía hablar de lo que me diera la gana, que yo era la sal y cerraba el #PBLabDay17, pensé: ¿Qué es lo que combina bien con la sal? ¡El tequila! Y así surgió “Tequila y sal para tu Marca Personal”. Porque el tequila es una bebida emblemática que deja huella ¿Quién no tiene un recuerdo asociado a un tequila?  Pues con tu marca tienes que hacer lo mismo, que te recuerden pero que no des resaca, como pasa cuando te pasas con el tequila…

¡Déjate de limones!

Piensa en la cara que se te queda cuando muerdes un limón… Con esa cara no se puede ir por la vida. Así que nosotros solo le vamos a echar sal a ese tequila para dejar huella con una sonrisa siempre. Porque el buen rollo se transmite y en #SilviaTeOrienta lo puedes comprobar…

Tequila-y-sal-para-tu-marca-personal-2

Fotos: Manuel Morillo Fotografía

Aquí tienes mis 10 chupitos para dejar huella como el tequila, con mucha sal pero sin resaca:

  1. Rodéate de buena gente. Gente que te aporte, gente que le ponga una sonrisa a la vida. Gente que haga las cosas con pasión, dejando huella y sobre todo, disfrutando. Esa gente es la que vale. Los tóxicos y amargados, que se vayan a comer limones. ¡Aléjate de ellos!
  2. Toma tus propias decisiones. Déjate aconsejar, escucha a la gente que te quiere, que te rodea. Pero toma tus propias decisiones. Decisiones meditadas, que te hagan avanzar. No es lo mismo escuchar que dejarse influenciar. Tú decides.
  3. Pon el foco en tu objetivo. En lo que quieres conseguir. Ten clara tu meta y trabaja para conseguirla.
  4. No dejes de soñar. Conviértete en un soñador profesional. Los soñadores profesionales soñamos con los pies en el suelo y nunca dejamos de currar. Sueña alto. Pisa Fuerte.
  5. No tengas miedo. Muéstrate tal como eres. Se auténtico. No tengas miedo al fracaso. Las personas cometemos errores, aprende de ellos y confía en ti mismo. Si tú no confías en ti, nadie lo hará. La confianza se transmite, se contagia.
  6. Ni limones ni personajes. Déjate de postureo. No hables de lo que no sabes, no des ejemplo de lo que no eres. Simplemente se tú. Tú eres tu propia marca o como diría Eva Collado: Marca eres tú. Deja huella con coherencia, con esfuerzo, con trabajo. ¡Que tu objetivo no sea salir en la foto por favor!
  7. Elige tu medio de comunicación, de conexión con tu público objetivo. ¿A quién quieres llegar? Usa los medios a tu alcance. Con las redes sociales tenemos un medio gratuito y eficaz para hacer una buena gestión de la marca tanto personal como de empresa. Eso sí, hay que saber usarlo y no hace falta estar en todas las redes. Estudia cual es la que más te interesa y, sobre todo, donde está tu público. Dedica tiempo al networking, es la mejor forma de conectar con la gente. Mira a los ojos, son los que nunca mienten.
  8. Ten referentes. Aprende de ellos, pero no copies. Todos tenemos un estilo propio. ¡Sácale partido al tuyo! Busca tu elemento (Ken Robinson). Siendo auténtico y coherente, tu marca será recordada.
  9. Colabora. La visibilidad de una marca personal bien gestionada, hará que el teléfono empiece a sonar… Pero que no te tomen por tonto. Participa, ayuda y colabora en proyectos acordes con tus principios. Se coherente contigo mismo, no te vendas por unos minutos de gloria. No merece la pena. Deja tu legado, pero siempre acorde con tus valores.
  10. No pierdas el sentido del humor. ¡Ponle sal a tu marca personal! Así demuestras que eres auténtico y capaz de humanizar tu marca. No eres un robot detrás de la pantalla.

Gestiona tu marca pensando en cómo te gustaría ser recordado… Hazlo siempre con amor, con pasión y, sobre todo, con una sonrisa…como la de mis compañeros de #SilviaTeOrienta. Con ellos, nada es imposible.

Recuerda: La gente nunca olvidará cómo los haces sentir…

Tequila-y-sal-para-tu-marca-personal-3

Fotos: Manuel Morillo Fotografía

Espero haber puesto un poquito de sal a este maratón 😉

 

No me etiquetes. Ya si eso, lo leo yo…

Pues eso, no me etiquetes, ya si eso lo leo yo. Creo que es justo ¿No? Y además fácil de entender. Si no, yo te lo explico: creo que ya soy bastante mayorcita como para saber elegir qué quiero leer y que no. Cuando me etiquetas sin pedirme permiso y sin yo haberlo pedido, me siento en la obligación (compromiso) de leerte. No me gustan las imposiciones gratuitas. Así que, no me etiquetes, por favor.

no-me-etiquetes-2

Te lo digo porque hasta que no te lea, no sé si quiero compartirlo. No sé si estoy de acuerdo contigo. No sé si es de mi interés. No sé si quiero que aparezca en mis redes sociales. Además, estoy en mi derecho de elegir lo que comparto. Si me etiquetas, estás coartando mi libertad de expresión. Así que por favor, no me etiquetes. Ya si eso, lo leo yo.

Y te digo que ya si eso, lo leo yo, porque lo mismo no me apetece leerte. O lo mismo, te leo, pero no quiero compartirlo con mi comunidad. Puede que no me interese lo que escribes, ni siquiera lo que haces. Puede sonar un poco brusco pero es lo que pienso yo (el burro delante) y mucha de la gente a la que etiquetas sin ton ni son. Lo que pasa que ellos son más discretos. Yo tenía la necesidad de soltarlo porque, sinceramente, me molesta.

Sé perfectamente que cuando me etiquetas me estás utilizando, sin previo aviso. Y eso no me gusta. Si yo no lo hago contigo ¿Por qué te tomas la libertad de hacerlo tú?

El último post de Eva Collado, me vino al pelo para reafirmarme en mi opinión. Eva hablaba de “Qué evitar en Facebook si quieres mostrarte profesional”. Uno de los puntos era el que sigue:

Etiquetadores natos: Hay personas que te etiquetan a ti y a otras cincuenta en una publicación, hasta aquí bien, si la publicación puede ser de tu interés, pero de verdad lo que no veo normal es que te etiqueten para darte los buenos días o las buenas noches… Un poco de sentido común amigos, si son cincuenta y responden los cincuenta nuestro móvil no deja de sonar en dos horas diciendo que alguien ha dado al me gusta de una publicación que ni tan siquiera has publicado tu. Me parece abusivo de verdad. El mal uso del etiquetado es un problema que debemos tener en cuenta, conseguir unos “me gusta” más de la cuenta abusando del tiempo de los demás se acaba pagando caro créeme, te conviertes en un “spam” y la gente se cansa de ti.

Yo tengo mi estrategia en redes sociales definida. Yo sé lo que quiero compartir en cada momento, cada día y según que horas. Si vienes tú y me etiquetas cuando te parece, puede que me desmontes el “tinglao”. Me haces perder el tiempo, como comenta Eva, porque soy de las que contestan, en la medida de lo posible, a todos los comentarios. Así que ya lo sabes. Aunque solo sea porque parece que este post va dirigido a ti: No me etiquetes. Ya si eso, lo leo yo. ¡Te estaré eternamente agradecida!

no-me-etiquetes-5

Es más, no quiero acabar este post sin proponerte un trato: si de verdad quieres que te lea o que vea tu foto o algo similar… ¿Por qué no me lo mandas por privado? De esta forma, soy yo la que decido. ¡Y todos tan contentos! Créeme, la técnica del etiquetado solo te va a llevar a que más de uno te bloquee por cansino. Si realmente me interesa lo que haces o lo que escribes, yo misma te buscaré y te seguiré. Es lo lógico.

Si todavía te estás preguntando cuándo es correcto etiquetar a otras personas en una publicación, etiqueta con coherencia y pide permiso siempre. Más aún cuando no conoces a la persona. Creo que es bastante sencillo. Lo que no es normal es etiquetar para crear un engagement que se puede volver en tu contra. Una comunidad se crea a través de la confianza y del trabajo. Lo que tu haces es aprovecharte del trabajo de los demás. Y eso no está bien.

Si te sientes identificado, no te sientas ofendido. No es nada personal. De hecho, no te voy a etiquetar 😉

Despacito y con buena letra

Nueva entrada en mi post y nuevo regalazo. Ya sabéis que este espacio está dedicado a la gente que me inspira. Entre ellos, no podía faltar Alejandro Durán Asensio. Él es uno de mis referentes, además tengo la suerte de tenerlo como amigo. Desde que nos conocimos gracias a las Redes Sociales, hemos estado en contacto y colaborando cada vez que nos hemos necesitado. Es un gustazo leerlo y tenerlo aquí, auténtico y sin tapujos, como es él. Que lo disfrutéis…

despacito-y-con-buena-letra-4

Si hay algo que me enfada muchísimo de esta sociedad en la que nos ha tocado vivir es la cultura del cortoplacismo que se ha instaurado en nuestro día a día. Lo queremos todo y lo queremos ya. Lo que cuesta tiempo y esfuerzo por norma general no suele tener buena prensa y por supuesto, la constancia, la paciencia y el esfuerzo no pasan precisamente por sus mejores momentos.

Por desgracia el mundo de la marca personal no se queda fuera de esta molesta tendencia y sinceramente, esto es algo que me preocupa mucho. En demasiadas ocasiones leo y veo cosas que me despiertan una gran angustia, por los efectos tan nocivos que pueden generar. Sobre todo, porque en la era de la información y la comunicación es extraordinariamente fácil mandar mensajes, y más extraordinariamente común que las personas los entiendan mal o al menos, no completamente. Me explico, nada bueno que te pase tanto en tu vida personal como profesional es fruto ni de la suerte ni de las casualidades, es fruto de la combinación de trabajo, esfuerzo y tiempo y esto último, es en la mayoría de los casos lo que no queremos emplear. Y no nos engañemos, ni el sudor, ni las horas de dedicación a un proyecto, ni las puertas cerradas o los emails que nunca llegan son términos muy glamurosos. Con demasiada frecuencia reconocemos solo el resultado sin pararnos a valorar el largo camino que hay detrás y eso, permitidme que os diga, es bastante injusto, además de estar bastante alejado de la realidad.

despacito-y-con-buena-letra-2

Y algo más que lleva tiempo preocupándome (me he venido arriba ;)), aquel que os dijera que abriéndoos una cuenta de Twitter, acudiendo a dos eventos y comentando de vez en cuando en el muro de algún contacto iba a provocar que os llovieran las ofertas de empleo o los proyectos profesionales, siento deciros que os estaba engañando (ahora es cuando me van a llover críticas del cielo). Generar una marca personal creíble, con capacidad de convertirse en referente y de despertar el interés de los demás es mucho más complicado que todo eso. Detrás de una marca personal solida y consolidada hay muchas horas de esfuerzo, dedicación, generación de ideas, Skype y llamadas, reuniones, portazos y caídas, noches interminables de darle vueltas y vueltas a la cabeza, colaboraciones y sinergias y por encima de todo, el fiel convencimiento de que la cumbre solo se alcanza con altas dosis de constancia y paciencia. Y de verdad que cada vez que veo a un “gurú” dar explicaciones facilonas se me coge un pellizco en el estómago porque no está contando la realidad, o al menos, no del todo. Y de aquí vienen la mayoría de problemas relacionados con este tema, ya que en la cultura del cortoplacismo no cuestionamos nada y eso, eso es bastante peligroso.

Es más, si no creéis lo que os cuento, os animo a que preguntéis a personas que a día de hoy se han convertido en referentes en su sector y que cuentan con una consolidada marca personal además de una más que trabajada experiencia. Puedo garantizaros que podrían hablar largo y tendido de esto que os cuento en el post. Es más, me aventuraría a decir que me he quedado corto. Ninguno que te hable desde el corazón, dejará pasar por alto el gran esfuerzo, las cientos de horas dedicadas, el sudor y las ganas de abandonar en más de una ocasión porque esto no era lo que esperaban.

Así que ahora os animo a que reflexionéis y os preguntéis a vosotros mismos, ¿estoy dispuesto a todo esto? Si la respuesta es si, bienvenido, ya habéis dado el primer paso para comenzar a crear una marca personal que dejará huella, ¿comenzamos?

Alejandro Durán

Marca Personal: del ego a la generosidad

 

Estrenar el blog en 2017 con un post de Mercedes Romero es todo un lujo. Y si además habla de mi tema favorito, es aún mejor. Marca Personal: del ego a la generosidad.

Conocí a Mercedes a través de las redes sociales y no tardamos mucho en desvirtualizarnos en el #EBE15. Desde entonces, casi no nos hemos separado. Tenemos intereses comunes y nos compenetramos bien. Lo que más me gusta de ella es la pasión que pone en todo lo que hace. Es una de las personas más coherentes que conozco, auténtica 100%.

En este post, abre su corazón como solo ella sabe hacerlo. Espero que os guste tanto como a mi… ¡Gracias por este regalo!

marca-personal-del-ego-a-la-generosidad-1.jpg

Foto: Manuel Morillo

Cuando aterricé en las redes sociales allá por 2012 no tenía muy claro cómo ni porque había llegado allí, simplemente escuché que era bueno tener un perfil profesional visible y ni corta ni perezosa me lancé, así, sin paracaídas y sin curso de vuelo previo.

Por supuesto, yo en aquellas fechas ni había oído hablar de Marca Personal, ni tenía constancia de lo que era o implicaba aquel término.

Por aquel entonces, lo único que me preocupaba, he de decir que mi empresa estaba inmersa en un feroz expediente de regulación de empleo, era que el estar ahí en Facebook, y más tarde en Twitter, me facilitaran el poder acceder a un nuevo puesto de trabajo, ¡pobre ilusa! cómo si la simple presencia profesional o personal en redes sociales y su influencia fuera concluyente a la hora de un proceso de selección.

¿Pero, qué se comparte en un perfil profesional? Por supuesto yo lo tenía claro, únicamente artículos o fotos profesionales, nada de fotos con amig@s, nada de fotos con mi pareja o con mi hija y por supuesto, ni se me ocurría dar mi opinión en nada que no fuese estrictamente profesional.

Pues así estuve durante casi un año, compartiendo a diestro y siniestro artículos sobre mi área profesional, alguna que otra vez, compartía posts de otros profesionales, pero sinceramente, muy pocas veces, porque al fin y al cabo, ¿a quién había que darle visibilidad,  a mí o a otr@s? Tengo que decir, que durante este tiempo, no obtuve absolutamente ningún resultado, ni bueno ni malo en clave de oportunidad laboral.

Poco a poco empecé a escuchar hablar de estrategia, presencia, contenido, posicionamiento, blogs y mucho más sobre Marca Personal y otros muchos términos que  a mí me sonaban a auténtico chino mandarín.

Durante un tiempo aquel perfil profesional fue adquiriendo un tinte poco más que deshumanizado, era como una ventana sin vistas, no tenía nada nuevo que ofrecer, más que artículos y  noticias, que ya las compartían otras webs y otros profesionales, como si fuera suficiente publicar o viralizar artículos técnicos para empaparme de aquella supuesta profesionalidad.

Entonces tuve la inmensa suerte y la oportunidad de colaborar para una web de empleo escribiendo sobre mi área de trabajo, aquella sí que sería una oportunidad real para demostrar qué tipo de profesional era, y las redes sociales, y aquellos perfiles insulsos de Facebook o de Twitter, serían las herramientas perfectas para poder mostrar mis competencias al mundo. Ahora sí, tendría esa visibilidad que tanto anhelaba. Y empecé a escribir, y empecé a publicar y también empezaron a llegar, felicitaciones y enhorabuenas, otros profesionales del sector compartían mis artículos, y éstos empezaron a tener tráfico, mucho tráfico y, conforme iban creciendo mis contactos profesionales y mi número de seguidores en Twitter,  también iba hinchándose mi ego…

Honestamente, y durante un tiempo, aquellos artículos no tenían más finalidad que ser un tanque de tormentas para seguir almacenando mi alter ego… Mi reputación profesional crecía, sí, pero yo me sentía vacía, no podía mostrarme tal y como era, mi lado personal, mi parte más esencial no aparecía por ningún sitio y mi otra mitad estaba escondida.

marca-personal-del-ego-a-la-generosidad-2

Foto: José Emilio Gómez Losada

Porque el ego es como el azúcar que en grandes dosis, amarga…

Sí, ya sé que todos tenemos nuestro ego, la diferencia radica en la forma que tenemos de trabajarlo, reconozcamos que desafortunadamente, las redes sociales se han convertido en un instrumento perfecto para disparar nuestros niveles de egocentrismo.

Pero, como todo pasa por algo, un día llego a mí un artículo de Eva Collado sobre Marca Personal con el que me sentí muy identificada, venía a decir algo así como que la marca propia debe contener el equilibrio adecuado entre egocentrismo y generosidad. Una correcta y honesta estrategia en la que trabajemos ambas vertientes, hará que nuestra marca personal no sólo sea (re)conocida, sino apreciada por el resto de personas que forman nuestra comunidad.

Con el paso del tiempo, y como no podía ser de otra forma, terminaron aflorando (mis) valores, esos que como el aceite, siempre terminan quedando arriba, por encima de todo lo demás: y entonces decidí no hacer nada que no supusiera diversión, empecé a sentir un inmenso respeto por lo que hacían los demás y me di cuenta que sí necesitaba compartir lo que ell@s hacían, sus artículos, sus puntos de vistas con la gente que me seguía, que aquello no solo no me restaba, sino que compartir lo de otr@s sumaba, la honestidad y la toma de consciencia, reconociendo todo aquello en lo que tenía que mejorar ¡que era mucho! Poder contribuir con lo que tú sabes hacer para facilitarles a otros la labor, por ejemplo en la búsqueda de empleo, o ante una entrevista de selección, el reconocimiento, pero bien gestionado, y me refiero al reconocimiento a otros profesionales de los que aprender, la integridad, la responsabilidad que tenía (y tengo) no sólo como profesional, sino como madre, trasmitiendo a mi hija y a otros la generosidad como un valor vital, porque si tú das, recibes, si tu ayudas, te encontrarás con muchas manos tendidas cuando lo necesites…

Estos años en las redes me han enseñado muchas cosas, pero si me tengo que quedar con un aprendizaje es que, nuestros valores siempre están al frente de nuestra marca personal, y guían nuestra conducta,  nuestra forma de proceder, y no puedes saltártelos por mucho que te empuje tu ego o tu afán de protagonismo.

Y así fue cómo empecé a gestionar mi Marca Personal, pasando del ego a la generosidad, siendo yo misma, abriéndome en canal cada vez que escribo o doy a un simple “me gusta”, con el corazón siempre en la mano, en el 2.0 y en el cara a cara, sin caretas ni artificios y te puedo asegurar que los beneficios y las oportunidades han ido llegando con este cambio de paradigma.

Porque al final la grandeza no se mide por lo que dices que eres, sino por todo lo que das.

Mercedes Romero

No dejes de soñar… ni de currar

Lo reconozco, soy una soñadora empedernida, buscadora de sueños si te gusta más. Siempre lo digo y lo repetiré hasta cansarme ¡No dejes de soñar! Pero tampoco de currar. Así son las cosas. Soñar es necesario pero currar es fundamental.

¿Qué sería de la vida sin los sueños? No quiero ni siquiera imaginarlo ¡Qué aburrimiento! Pero de los sueños no se vive. Los sueños te impulsan, te motivan, te dan energía. Pero no creas que es fácil cumplirlos. Si no te lo curras, tus sueños serán solo eso… sueños. Y eso, en mi opinión, no sirve de nada. ¿Para qué sirven los sueños si no para cumplirlos?

El 2016 ha sido un año para recordar. Me ha permitido cumplir sueños, pero también me lo he currado. En esta vida, nadie te regala nada. Tienes que levantarte todos los días y trabajar duro por lo que quieres. A veces, es agotador. Pero, ¿sabes qué pasa? Que cuando le pones pasión a lo que haces y realmente disfrutas, el cansancio es lo de menos, porque después vienen los resultados.

no-dejes-de-sonar-3

Escribo hoy este post, el penúltimo día del año para animarte a luchar por tus sueños. Sí, a ti que estás leyendo esto, que por alguna razón me sigues y me habrás visto decir continuamente ¡No dejes de soñar! Solo quiero recordarte que sin esfuerzo, sin constancia y sin ganas, los sueños no se cumplen. Así que no dejes de soñar… ni de currar.

Si de verdad tienes un sueño ¡Ve a por él! No te voy a decir que no hay nada imposible, solo que hay cosas que cuestan más trabajo que otras. Pero ¿por qué no intentarlo?

Decía Confucio que toda persona puede conseguir lo que se proponga en un plazo de tres años…

Con esa premisa de Confucio, que me transmitió un buen amigo, sigo soñando y sigo currando cada día para conseguir mis sueños, mis objetivos. Y quiero repasar contigo, los sueños que he cumplido este año:

  • Hago un programa de radio, rodeada cada semana de grandes profesionales y fieles oyentes. Incluso hemos sido Trending Topic en alguna ocasión. Esto era impensable hace tres años cuando empecé colaborando en Radio Guadalquivir con un espacio llamado #SilviaTeOrienta de 15 minutos. Ahora vamos por las 2 horas…
  • Soy la CMO de Isersys Comunicación. Empresa en la que ayudamos a las Pymes a gestionar su presencia en Internet a través del Marketing Digital y la gestión de Redes Sociales.
  • Tuve la oportunidad de presentar un Congreso tan importante como el #EBE16 en mi ciudad, Sevilla. Además en la Sala Verde también fuimos Trending Topic.
  • Cada vez doy más formación relacionada con la Marca Personal, tema que me apasiona. Justo en este punto he de destacar la mención que Andrés Pérez Ortega me hizo en su blog. Fue un regalo de Navidad pertenecer a “La tribu del Branding Personal”.
  • ¡Me fui de viaje a Londres! Era uno de mis grandes sueños de 2016…

Todo esto no es un ejercicio de ego, solo quiero hacerte ver que cuando las cosas se visualizan, se sueñan y se trabajan, al final, llegan los resultados. Y fíjate que hablo de resultados que no de éxitos. Eso es otra cosa… A mi me gusta mi trabajo. Me gusta todo lo que hago. Soy feliz. Y eso es una suerte. Por eso, nunca dejo de soñar… ni de currar.

¿Y por qué te cuento esto? Para que entiendas que cuando se trabaja, las oportunidades van llegando. Para que entiendas que la Marca Personal es tu mejor aliada a la hora de diferenciarte en el mercado laboral. Que las Redes Sociales bien utilizadas te abren muchas puertas, al igual que su mal uso te las cierra. Tú decides. Tú eliges.

no-dejes-de-sonar-2

Yo elijo seguir soñando, seguir trabajando y seguir haciendo lo que me gusta. Ya tengo un montón de sueños visualizados para este nuevo año. Si el 2016 prometía, el 2017 será mi año. Así lo siento, así lo sueño y así lo quiero. ¿Me acompañas?

No dejes de soñar… ni de currar ¡Feliz 2017!

¡Vuelve #SilviaTeOrienta!

Los que me conocen, ya saben lo que me gusta un misterio y una sorpresa jeje y en #SilviaTeOrienta no podía faltar un poquito de emoción. La verdad, estoy muy ilusionada con la nueva temporada del programa y por eso he querido escribir ésta entrada para contaros algo de lo que va a pasar…

Lo primero, dar las gracias a mi querida Laura Rodríguez Gil por acompañarme toda la temporada pasada. Este año está ocupada con otros menesteres de la vida, que le impiden, de momento, venir a la radio cada semana. Ella sabe que tiene su lugar en #SilviaTeOrienta para cuando quiera volver, porque es parte del programa. Así que Laura, ya sabes que tienes las puertas abiertas…¡de par en par!

Silvia Te Orienta

Laura Rodríguez & Silvia Saucedo

Laura y yo, nos pasamos toda la temporada pasada pidiendo más tiempo de programa porque se nos hacía muy corto y nos quedábamos siempre con ganas de más. Nuestra petición ha sido tenida en cuenta y este año vamos a disfrutar de … ¡dos horas de programa! Esa es una de las novedades de este año.

Otra de las novedades de la nueva temporada es que nos cambiamos de día y hora. Para poder disfrutar de dos horas en nuestra casa, Radio Guadalquivir, teníamos que pasar del viernes al jueves. Así que ahora estaremos en antena todos los jueves de 20h a 22h de la noche.

Esas eran las incógnitas que quedaban por desvelar… Porque al nuevo equipazo de #SilviaTeOrienta ya lo habéis ido conociendo a través de las redes sociales. De igual forma, desde aquí, quiero agradecer a todos los nuevos colaboradores su predisposición y entusiasmo al querer acompañarme en esta aventura de manera totalmente altruista. Los que hacemos #SilviaTeOrienta, lo hacemos desde el corazón, nos mueve la pasión por nuestro trabajo y el querer transmitir lo que sabemos para ayudar a los demás.

Silvia Te Orienta

El equipo de #SilviaTeOrienta

De todas formas, vamos a recordar a los componentes para que les pongáis caras y podáis ver como se definen ellos mismos:

  • Mercedes RomeroApasionada de los RRHH, Coach, Blogger, compartiendo pero sobre todo aprendiendo con otr@s en RRSS, dueña de una sonrisa eterna y mamá.
  • Enrique Cejudo: Orientador y formador. Especializado en Empleo 2.0, Marca Personal aplicada a la BAE, competencias profesionales y evaluación del desempeño.
  • María del Mar VargasEstrategia con personas: Las personas vamos #DejandoHuella en nuestra carrera. Estrategia, RRHH, Selección,Training. Siendo feliz con un poco de running y vino.
  • Carlos Rojas: Ingeniero Informático. CEO de How I Learned Code, proyecto que pretende acercar la Tecnología desde un enfoque creativo a los más pequeños.
  • Rocío Martín VillalbaMás que formación y Coaching, me gusta contribuir a la transformación de las personas y empresas. Comunicación y Redes Sociales.

¿Quieres saber más? ¡Venga,  hoy estoy generosa! ¿Sabes quién será el encargado de inaugurar la nueva temporada de #SilviaTeOrienta? Nada más y nada menos que el grandísimo… ¡Francisco Alcaide! Conferenciante, escritor y formador en liderazgo y motivación. Autor del bestseller ‘Aprendiendo de los mejores’.

Silvia Te Orienta

Francisco Alcaide

Y hasta aquí puedo leer…

Si quieres saber más, tendrás que esperar al jueves a las 20h y escucharnos en Radio Guadalquivir, 107.5 FM

¡Te esperamos!

 

 Fotos: Manuel Morillo“Mi trabajo es capturar emociones”.
A %d blogueros les gusta esto: