La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

Qué ganas tenía de tener aquí a mi maestro, a la persona que me hizo ver el poder del coaching tanto en mi vida personal como profesional. Como ya os he dicho en otras ocasiones, aquí solo invito a mi gente: Os presento a José Luis Fuentes, un coach sin pelos en la lengua y con un alto poder de resiliencia. Un tío tan fantástico, que a veces se le olvida poner los pies en el suelo… ¡A la mínima echa a volar! Y cómo me gusta acompañarlo en sus sueños…

Gracias amigo por esta maravilla de post, clarito y directo. Como a ti y a mi nos gusta. ¡Espero que lo disfrutéis tanto como yo!

La triple personalidad en las marcas personales

La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

En el año 2008, impartía en la Universidad de Sevilla mi primer curso de “Marca Personal” para el programa Universem.  Entonces, se usaba el término “Márketing Personal” y no se pronunciaba la palabra “Coaching” en las aulas, aunque un año después, no solo se me dejó, sino que se cambió el nombre del programa añadiendo nuestros queridos términos anglosajones: Coaching y Personal Branding.

Y les explicaba a mis alumnas la importancia de practicar la congruencia en la creación de tu propia marca en todos y cada uno de sus actos personales y profesionales:

“La congruencia es esa sensación de coherencia, de veracidad, de certidumbre, de sinceridad, que nos proporciona nuestra fuerza interior, cuando todas nuestras partes internas están alineadas hacia un mismo objetivo, hacia un mismo fin, es decir, todos nuestros “yoes” están de acuerdo -al menos por una vez”.

Asisto perplejo en la actualidad, a una especie de esquizofrenia 3.0, en el que muchas personas que generan sus propias marcas, se nutren de una triple personalidad: una para las redes sociales, otra para su profesión y otra personal.  He seguido algunos perfiles (LinkedIn, Twitter y Facebook, sobre todo) que me han interesado, luego he ido su blog. Cuando he dado el paso de asistir a una conferencia o charla eran otras personas y en un intento de acercamiento personal he descubierto a otra completamente distinta.

Perfiles exitosos, grandes proclamas, frases interactuadas, miles de seguidores, y luego, una carencia impensable de habilidades sociales y profesionales en el trabajo y en el terreno personal.

La triple personalidad en las marcas personales

Recuerdo quedar a tomar café con una de estas personas, seguida por miles de followers y varios libros en el mercado y no haberle visto los ojos porque su timidez enfermiza no levantaba la mirada del plato. O personas maravillosas en las redes, grandes oradores y speakers que sabes que no puedes confiar en ellas porque te la juegan a la primera de cambio.

Creo que debemos hacer una reflexión hacia dónde queremos caminar, cuál va a ser el futuro de las redes sociales y de la interactuación 3.0 o 4. 0. Vamos, y es ya una realidad, hacia la interactuación 360º, es decir, a conocer a nuestro interlocutor en todas las facetas de su vida. Los head-hunter rastrean nuestros perfiles, no solo profesionales, sino personales, quieren saber de nuestros proyectos, trabajos, conferencias, videos, publicaciones, amigos, ideas, ideología, hobbies, viajes, relaciones, películas que nos gustan, frustraciones.

Somos un ser holístico (cuerpo-mente-espíritu) que en el siglo XXI dejamos una marca emocional que se puede rastrear en diversos lugares.

Facebook se ha convertido en un gran cementerio que rinde homenaje a las personas que, desde el año de su creación, 2004, han ido falleciendo –entre ellos mi padre- y nos han dejado un legado cibernético que se mantiene por los siglos de los siglos.

La red de redes es una gran biblioteca de acontecimientos vividos en tiempo real que podemos ya investigar.

Imagínense que el 4 de abril de 1912 hubiera existido Internet durante el hundimiento del Titanic. Hoy, tendríamos de forma perpetua en las redes, los videos del hundimiento en YouTube, los tweets que se hubieran mandado en el primer momento, los hashtags que se hubieran creado, los testamentos vitales de pasajeros dejando sus últimos deseos y por qué no, alguna foto de “postureo” de aquellos que tuvieron la suerte –por ser ricos- de tener plaza en una de las barcas.

La triple personalidad en las marcas personales

Desde que las redes existen podemos contrastar, buscar, investigar a cualquier persona que tenga perfil público.  Por lo tanto, nuestra “Ventana de Johary” cambia sustancialmente de significado. Lo que queremos que los demás conozcan de nosotros, lo que queremos que sea privado, y lo que los demás conocen de nosotros sin que nosotros hayamos pretendido que se conozca.

En la actualidad, nuestra ventana desconocida aumenta, ya que podemos leer entre líneas incluso los alter egos “de las personas a las que seguimos.

Abogo por una línea de transparencia en la marca personal. Somos una sola persona, lo que cambia es nuestro rol, unas veces desarrollamos estrategias profesionales, otras contamos algo personal y en ocasiones incluso mezclamos ambas. Esa es la congruencia de nuestra propia marca: coherente con lo que pensamos y consecuentes con lo que decimos.

Confundir Marca Personal con exposición en las redes es un error habitual y creo que de ahí deriva mucho de esta triple personalidad, cuando lo que buscamos es impostar una realidad ficticia maquillando nuestro perfil en pos de convertirnos en un influencers o luchar por aumentar los “likes”.

Conozco a grandes profesionales que prácticamente no interactúan en las redes, debido esencialmente a que no tienen tiempo, están con agendas cubiertas para el año entero.

Cualquier obsesión se puede convertir en una patología. El deseo de gustar para cubrir un mal hueco en la autoestima no es sano. Y debemos generar una marca que deje una huella auténtica, que perdure, con sentido de legado. Porque se nos recordará por nuestros actos, por nuestros hechos, por nuestras palabras, por nuestros vídeos, por nuestras fotos, por nuestros tweets, por nuestros posts, por nuestros mensajes, porque somos la suma de todo lo que hacemos, de lo que decimos, de lo que callamos, de lo que experienciamos, pero sobre todo… Por lo que vivimos.

Le preguntaban a Paul Auster cómo es que había tardado 7 años en publicar una nueva novela-por cierto-magistral 4 3 21, y dijo que hay que vivir para poder contar, uno se nutre de su propia experiencia y realidad.

Así ocurre con las marcas personales, son productos de nuestra leyenda, de nuestras experiencias, de nuestros aprendizajes, de nuestros anhelos.  Cuanto más sinceros y reales, mejor reputación, equilibrio y honestidad.

Por eso las marcas impostadas e incongruentes son frutiles y se desvanecen a lo largo del tiempo. Son cortoplacistas y no dejan huella.

La congruencia en nuestra marca:  que todas nuestras partes internas estén alineadas, ser concientes de quienes somos, qué hacemos, para qué lo hacemos, cuál es nuestro mensaje esencial que queremos que se conozca, y cuando no estemos… ¿Qué huella habremos dejado? Dibujemos y tracemos melodías que nos hagan participar siendo creadores de nuestros propios sueños. Haz llegar tu relato al mundo, sin temer lo que el mundo piense de tu relato.

Y nunca olvides, cuando te muestres al mundo que:

Lo esencial es invisible a los ojos, solo se ve con el corazón.

Antoine de Saint-Exupéry

José Luis Fuentes

www.joseluisfuentes.com

www.alientacoachinginternational.com

5 claves para salir del bloqueo laboral

Hay momentos en nuestras vidas en los que nos sentimos bloqueados y no sabemos para dónde tirar ni que camino escoger. También nos ocurre en el terreno laboral. Son momentos que nos ponen a prueba, que nos sirven para conocernos, para saber qué tipo de personas somos y si realmente estamos preparadas para salir de una especie de espiral que parece no tener fin, como es  el bloqueo laboral.

Hoy día se habla mucho del concepto de resiliencia. Probablemente lo hayas escuchado más de una vez y quizás no sabes ni lo que significa esa palabreja. La definición según la RAE es:

Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”.

Seguro que si te paras a pensar, ya has pasado por más de un período de resiliencia y ni te has dado cuenta. Cada persona vive  esa situación límite de forma diferente. Sé que no es fácil. Resulta todo un desafío, un derroche de optimismo y un gran esfuerzo, pero se consigue. Puedes salir del bloqueo laboral en el que estás inmerso y continuar tu camino.

Salir del bloqueo laboral

Y ahora vienen las preguntas poderosas: ¿Cómo lo hago? Y ¿Por dónde empiezo? Pues como todo en la vida, empezando por el principio y currando mucho.

5 claves para salir del bloqueo laboral

1. En primer lugar tienes que localizar donde se encuentra tu bloqueo, qué es lo que te impide salir hacia adelante y te hace sentir como esa pescadilla que se muerde la cola todo el rato. Para ello tienes que hacer un ejercicio de reflexión y autoconocimiento, ya que cada persona es un mundo y a todos no nos afecta de igual manera las cosas. El mirar hacia dentro y poner el foco en uno mismo no resulta nada fácil, pero una vez que lo consigues, es lo mejor que te puede pasar. Tienes que descubrir tus competencias, saber en qué eres bueno y cuál es tu talento. Además de tener muy claro tu objetivo profesional. Eso de “trabajar de lo que sea” no vale. Créeme. Tienes que fijarte un objetivo y actuar en consecuencia con esa meta.

A veces, en las mujeres (desempleadas), el hecho de ser madre provoca ese bloqueo laboral, ya que están tanto tiempo dedicadas al cuidado del bebé, que cuando quieren retomar la búsqueda de empleo y la actividad, no saben por dónde empezar. Lo primero es organizarse, sacar tiempo cuando el bebé duerme, aprovechar cuando se lo quedan los abuelos, cuando está en la guardería, etc. También les ocurre a desempleados de larga duración. Llega un momento en que se produce un bloqueo y ya no saben por dónde buscar. Son estos momentos de bloqueo en los que tenemos que hacernos fuertes y empezar de cero, como si no hubiéramos hecho nada anteriormente. Desprendernos de todo lo anterior y comenzar una nueva etapa.

Septiembre es un buen mes para empezar. Parece que el comienzo del curso escolar nos trae un soplo de aire fresco y nuevos proyectos en los que centrarse. Te recomiendo llevar contigo siempre una libreta para ir apuntando todas las ideas que  se te ocurran. Así como todas las cosas que tienes que hacer, las empresas a las que te interesa mandar el curriculum, las entidades a las que puedes visitar para que te conozcan, los cursos que te motivan, etc. Sería una mezcla de agenda y cuaderno de bitácora en la que no se te escapará nada. Y si eres más tecnológico, usa la App que más te guste 😉

Salir del bloqueo laboral

2. En mi opinión, una de las herramientas más importantes a tener en cuenta a la hora de salir de ese bloqueo laboral son las Redes Sociales. Empieza por revisar tu perfil (si lo tienes) en Facebook, Twitter, LinkedIn, beBee e Instagram. No tienes que estar en todas las redes. Siempre es mejor la calidad que la cantidad. Pero si de verdad quieres estar en las redes sociales de forma profesional, tienes que asegurarte que tu perfil sea, como su nombre indica, profesional, por ejemplo:

  • Un perfil homogéneo en todas las redes sociales.
  • Una foto en la que seas reconocible (no vale la de graduación ni la de la boda… y sonríe, siempre).
  • Una biografía con las palabras claves que te identifican como profesional.
  • Aportar y compartir contenido de valor.
  • Ser auténtico y coherente con todo lo que publicas.

Estas son solo algunas de las cosas que tienes que tener en cuenta cuando empieces a gestionar, lo que venimos llamando la Marca Personal. Todos sabemos que los reclutadores miran los perfiles de los posibles candidatos en las redes sociales y una buena gestión de la Marca Personal puede hacer que te posiciones mejor que otros candidatos al puesto.

Seguro que si te paras a pensar, hay por ahí algunas fotos que no te gustaría que algún nethunter viera ¿verdad? Mi consejo: Separa tu vida privada de la profesional y elige la red que mejor se adapte a tu objetivo profesional. Con esto no te quiero decir que no puedas subir fotos personales, ni mucho menos. Pero elige bien qué tipo de contenido compartes de forma pública y si aporta valor a tu perfil profesional.

3. La red de contactos es muy útil para salir del bloqueo laboral. Deja se ser invisible y déjate ver. El networking es fundamental para tomar conciencia de lo que se mueve en el mercado laboral. Desempolva tu agenda y empieza a contactar con antiguos colegas de clase, compañeros de trabajo, amigos del gimnasio, etc. Las redes sociales ayudan mucho a la hora de retomar el contacto perdido con gente que te puede interesar tener en tu comunidad profesional. Hoy en día, la mayoría de ofertas de empleo ni se publican. Has leído bien:

El 80% de los puestos vacantes se cubren a través de la red de contactos.

Por tanto, hacerte con una buena red profesional es imprescindible. No solo te puede surgir algún proyecto, lo más importante de una buena red de contactos profesionales es la información que se maneja. Y ya sabes… ¡La información es poder!

Salir del bloqueo laboral

4. Seguro que lo del curriculum actualizado ya lo has escuchado mil veces, pero es tu trabajo, mantenerlo lo más actualizado posible. Tanto en papel como en las redes y en los distintos portales de empleo. Y, por supuesto, adaptarlo siempre a cada oferta de empleo. No es posible que sigas mandando un curriculum genérico para cualquier oferta de empleo. Piénsalo detenidamente… ¿Por qué no te llaman para la entrevista? En este post de Jessica Buelga, tienes la respuesta. Me está quedando un post muy largo y ella lo resume a la perfección.

5. Otra de las cosas fundamentales que tenemos que hacer cuando estamos en búsqueda pro-activa de empleo (término acuñado por David Barreda) es actualizarnos continuamente a través de la formación. Así que empieza a buscar cursos relacionados con tu perfil que te puedan ayudar a destacar sobre los demás. Pero no cualquier curso, busca una formación que realmente te sirva para añadir valor a tu curriculum. El tiempo de la titulitis ya ha pasado, estamos en la era de las competencias profesionales, así que demuestra lo que sabes hacer.

Creo que con estas 5 claves puedes salir del bloqueo laboral en unos meses. Solo necesitas 2 cosas: muchas ganas y mucho curro. No te estoy diciendo que sea fácil, todo lo contrario. Requiere una gran cantidad de tiempo y horas de aprendizaje. Pero cuando lo consigues, todo el esfuerzo merece la pena. Te lo digo por experiencia.

El mes que viene estaré impartiendo una Taller de LinkedIn y Marca Personal en Sevilla con Prodetur. El taller es gratis pero tienes que inscribirte antes del día 6 de septiembre. Aquí te dejo el enlace. ¡Nos vemos pronto!

 

 

 

Marca Personal sin Postureo

Sí, has leído bien: Marca Personal sin Postureo. ¡Ya no puedo más! El verano está siendo más pedante de lo que esperaba. Toda esa gente que se considera “profesional” poniendo fotos sin ton ni son en cualquier lugar de vacaciones… ¿Pero esto qué es?

Cuando me hice un perfil de Facebook profesional, fue precisamente para eso, para publicar contenido meramente relacionado con el ámbito profesional. Cuál es mi asombro cuando estos tres meses no paro de ver fotos de todos estos llamados “profesionales” de todas las posturas, colores y filtros. ¡Por supuesto, que no falten los filtros!

Siempre que doy una charla relacionada con la marca personal,lo primero que digo es que marca personal no es postureo. Y, sin embargo, este verano estoy viendo más postureo de la cuenta y ya no podía más. Llevo unos meses sin gestionar correctamente mi tiempo para poder escribir en el blog, pero este tema tenía que tocarlo porque creo que es bastante importante y más para los que nos dedicamos a esto, demos ejemplo.

Blue Swimsuit self portrait

Me parece genial que te tomes unas vacaciones, pero creo que no hay necesidad de mantenernos informados toooodo el día de lo que haces a cada minuto, de dónde estás y de lo que comes en el chiringuito de turno!!! Y la típica frase de … ¿Te apetece? ¿Estamos perdiendo el norte o qué?

Para empezar, no me interesa lo que haces en vacaciones. Vale publicar una foto playera pero no compartir el álbum entero. Es igual de cansino que cuando te invitan a ver el vídeo de la última boda a la que fuiste o las fotos de la luna de miel. ¿Lo pillas?

¿Y qué me dices de esa gente que publica cada día todas las fotos de los sitios por los que va haciendo turismo? De verdad, no hay necesidad. Nos alegramos muchísimo de tu viaje, pero si quiero ver fotos, solo tengo que meterme en Google.

Marca personal sin postureo

Cuando hablo de fomentar una marca personal sin postureo, me estoy refiriendo a los tres pilares básicos en los que se asienta la marca personal:

  • Autenticidad. Si empiezas a publicar fotos de postureo, tu autenticidad empieza a tambalearse. Piénsalo. Hay gente que te sigue y te admira. ¿No crees que pueden perderte el respeto si te ven todo el rato de postureo?
  • Coherencia. Es un pilar fundamental para toda marca personal. Tienes que ser coherente con lo que predicas. Siempre hablamos de aportar contenido. ¿Qué me aportas enseñándome los pies a la orilla del mar?
  • Visibilidad. Si no te das a conocer no te vas a tener visibilidad y, por tanto, repercusión. Pero ¿quieres que te conozcan por tus maravillosas vacaciones o por tu valor profesional? Dale una vuelta…

En fin, necesitaba expresar mi opinión al respecto porque creo que a muchos “profesionales” les ha dado mucho el sol.

Y, para terminar, a los aficionados a los selfies… ¡Tampoco hay necesidad! Si me permites un consejo: hazte un Facebook privado y publica lo que te de la gana. Pero si eres “profesional”, la estás cagando.

Creo que mi amistad con mi canalla favorito, David Asensio, me está influyendo muy positivamente a la hora de expresar lo que siento jajaja ¡Viva la disrupción!

marca-personal-sin-postureo-1

A %d blogueros les gusta esto: