Despacito y con buena letra

Nueva entrada en mi post y nuevo regalazo. Ya sabéis que este espacio está dedicado a la gente que me inspira. Entre ellos, no podía faltar Alejandro Durán Asensio. Él es uno de mis referentes, además tengo la suerte de tenerlo como amigo. Desde que nos conocimos gracias a las Redes Sociales, hemos estado en contacto y colaborando cada vez que nos hemos necesitado. Es un gustazo leerlo y tenerlo aquí, auténtico y sin tapujos, como es él. Que lo disfrutéis…

despacito-y-con-buena-letra-4

Si hay algo que me enfada muchísimo de esta sociedad en la que nos ha tocado vivir es la cultura del cortoplacismo que se ha instaurado en nuestro día a día. Lo queremos todo y lo queremos ya. Lo que cuesta tiempo y esfuerzo por norma general no suele tener buena prensa y por supuesto, la constancia, la paciencia y el esfuerzo no pasan precisamente por sus mejores momentos.

Por desgracia el mundo de la marca personal no se queda fuera de esta molesta tendencia y sinceramente, esto es algo que me preocupa mucho. En demasiadas ocasiones leo y veo cosas que me despiertan una gran angustia, por los efectos tan nocivos que pueden generar. Sobre todo, porque en la era de la información y la comunicación es extraordinariamente fácil mandar mensajes, y más extraordinariamente común que las personas los entiendan mal o al menos, no completamente. Me explico, nada bueno que te pase tanto en tu vida personal como profesional es fruto ni de la suerte ni de las casualidades, es fruto de la combinación de trabajo, esfuerzo y tiempo y esto último, es en la mayoría de los casos lo que no queremos emplear. Y no nos engañemos, ni el sudor, ni las horas de dedicación a un proyecto, ni las puertas cerradas o los emails que nunca llegan son términos muy glamurosos. Con demasiada frecuencia reconocemos solo el resultado sin pararnos a valorar el largo camino que hay detrás y eso, permitidme que os diga, es bastante injusto, además de estar bastante alejado de la realidad.

despacito-y-con-buena-letra-2

Y algo más que lleva tiempo preocupándome (me he venido arriba ;)), aquel que os dijera que abriéndoos una cuenta de Twitter, acudiendo a dos eventos y comentando de vez en cuando en el muro de algún contacto iba a provocar que os llovieran las ofertas de empleo o los proyectos profesionales, siento deciros que os estaba engañando (ahora es cuando me van a llover críticas del cielo). Generar una marca personal creíble, con capacidad de convertirse en referente y de despertar el interés de los demás es mucho más complicado que todo eso. Detrás de una marca personal solida y consolidada hay muchas horas de esfuerzo, dedicación, generación de ideas, Skype y llamadas, reuniones, portazos y caídas, noches interminables de darle vueltas y vueltas a la cabeza, colaboraciones y sinergias y por encima de todo, el fiel convencimiento de que la cumbre solo se alcanza con altas dosis de constancia y paciencia. Y de verdad que cada vez que veo a un “gurú” dar explicaciones facilonas se me coge un pellizco en el estómago porque no está contando la realidad, o al menos, no del todo. Y de aquí vienen la mayoría de problemas relacionados con este tema, ya que en la cultura del cortoplacismo no cuestionamos nada y eso, eso es bastante peligroso.

Es más, si no creéis lo que os cuento, os animo a que preguntéis a personas que a día de hoy se han convertido en referentes en su sector y que cuentan con una consolidada marca personal además de una más que trabajada experiencia. Puedo garantizaros que podrían hablar largo y tendido de esto que os cuento en el post. Es más, me aventuraría a decir que me he quedado corto. Ninguno que te hable desde el corazón, dejará pasar por alto el gran esfuerzo, las cientos de horas dedicadas, el sudor y las ganas de abandonar en más de una ocasión porque esto no era lo que esperaban.

Así que ahora os animo a que reflexionéis y os preguntéis a vosotros mismos, ¿estoy dispuesto a todo esto? Si la respuesta es si, bienvenido, ya habéis dado el primer paso para comenzar a crear una marca personal que dejará huella, ¿comenzamos?

Alejandro Durán

No dejes de soñar… ni de currar

Lo reconozco, soy una soñadora empedernida, buscadora de sueños si te gusta más. Siempre lo digo y lo repetiré hasta cansarme ¡No dejes de soñar! Pero tampoco de currar. Así son las cosas. Soñar es necesario pero currar es fundamental.

¿Qué sería de la vida sin los sueños? No quiero ni siquiera imaginarlo ¡Qué aburrimiento! Pero de los sueños no se vive. Los sueños te impulsan, te motivan, te dan energía. Pero no creas que es fácil cumplirlos. Si no te lo curras, tus sueños serán solo eso… sueños. Y eso, en mi opinión, no sirve de nada. ¿Para qué sirven los sueños si no para cumplirlos?

El 2016 ha sido un año para recordar. Me ha permitido cumplir sueños, pero también me lo he currado. En esta vida, nadie te regala nada. Tienes que levantarte todos los días y trabajar duro por lo que quieres. A veces, es agotador. Pero, ¿sabes qué pasa? Que cuando le pones pasión a lo que haces y realmente disfrutas, el cansancio es lo de menos, porque después vienen los resultados.

no-dejes-de-sonar-3

Escribo hoy este post, el penúltimo día del año para animarte a luchar por tus sueños. Sí, a ti que estás leyendo esto, que por alguna razón me sigues y me habrás visto decir continuamente ¡No dejes de soñar! Solo quiero recordarte que sin esfuerzo, sin constancia y sin ganas, los sueños no se cumplen. Así que no dejes de soñar… ni de currar.

Si de verdad tienes un sueño ¡Ve a por él! No te voy a decir que no hay nada imposible, solo que hay cosas que cuestan más trabajo que otras. Pero ¿por qué no intentarlo?

Decía Confucio que toda persona puede conseguir lo que se proponga en un plazo de tres años…

Con esa premisa de Confucio, que me transmitió un buen amigo, sigo soñando y sigo currando cada día para conseguir mis sueños, mis objetivos. Y quiero repasar contigo, los sueños que he cumplido este año:

  • Hago un programa de radio, rodeada cada semana de grandes profesionales y fieles oyentes. Incluso hemos sido Trending Topic en alguna ocasión. Esto era impensable hace tres años cuando empecé colaborando en Radio Guadalquivir con un espacio llamado #SilviaTeOrienta de 15 minutos. Ahora vamos por las 2 horas…
  • Soy la CMO de Isersys Comunicación. Empresa en la que ayudamos a las Pymes a gestionar su presencia en Internet a través del Marketing Digital y la gestión de Redes Sociales.
  • Tuve la oportunidad de presentar un Congreso tan importante como el #EBE16 en mi ciudad, Sevilla. Además en la Sala Verde también fuimos Trending Topic.
  • Cada vez doy más formación relacionada con la Marca Personal, tema que me apasiona. Justo en este punto he de destacar la mención que Andrés Pérez Ortega me hizo en su blog. Fue un regalo de Navidad pertenecer a “La tribu del Branding Personal”.
  • ¡Me fui de viaje a Londres! Era uno de mis grandes sueños de 2016…

Todo esto no es un ejercicio de ego, solo quiero hacerte ver que cuando las cosas se visualizan, se sueñan y se trabajan, al final, llegan los resultados. Y fíjate que hablo de resultados que no de éxitos. Eso es otra cosa… A mi me gusta mi trabajo. Me gusta todo lo que hago. Soy feliz. Y eso es una suerte. Por eso, nunca dejo de soñar… ni de currar.

¿Y por qué te cuento esto? Para que entiendas que cuando se trabaja, las oportunidades van llegando. Para que entiendas que la Marca Personal es tu mejor aliada a la hora de diferenciarte en el mercado laboral. Que las Redes Sociales bien utilizadas te abren muchas puertas, al igual que su mal uso te las cierra. Tú decides. Tú eliges.

no-dejes-de-sonar-2

Yo elijo seguir soñando, seguir trabajando y seguir haciendo lo que me gusta. Ya tengo un montón de sueños visualizados para este nuevo año. Si el 2016 prometía, el 2017 será mi año. Así lo siento, así lo sueño y así lo quiero. ¿Me acompañas?

No dejes de soñar… ni de currar ¡Feliz 2017!

A %d blogueros les gusta esto: