Consejos para un networking efectivo

Hace tiempo que tenía ganas de hablar de este tema y no se me ocurre mejor idea que dar unos consejos para un networking efectivo, según mi experiencia.

Hoy en día, el networking es algo más que una palabra de moda, es casi un estilo de vida. Para mí, se ha convertido en algo más habitual de lo que nunca hubiera imaginado. Cada semana acudo a algún evento en el que conozco a personas de diferentes entidades y profesiones. Y siempre encuentro a alguna que me aporta…

Si tenemos que hacer una definición de networking, podríamos decir que es… trabajar tu red de contactos”. Y ¿cómo se hace eso? Pues acudiendo a todas las actividades y eventos que creas que te pueden beneficiar, con el fin de incrementar tu red de contactos profesionales y buscar oportunidades.

consejos-para-un-networking-fectivo-1.jpg

Consejos para un networking efectivo

¿Parece fácil no? Pero tiene su historia. No os voy a hablar de un método a seguir pero sí de una serie de consejos para un networking efectivo que os van a ayudar, al menos, a no meter la pata:

  • La base principal del networking es cultivar relaciones, no ir a la caza de las relaciones.

La idea de llegar a un evento y empezar a repartir tarjetas como si no hubiese un mañana tienes que quitártela de la cabeza. Tampoco vale ponerte en la puerta como el que está repartiendo flyers para que no se te escape nadie. No se trata de eso. El networking trata de establecer relaciones, de generar interés y confianza en las personas con las que hablas. Si generas ese interés, seguro que van a  pedirte la tarjeta porque le interesas. Le interesa mantener un contacto contigo. Ahí es cuando se produce el intercambio. Nunca antes y menos sin haber entablado una conversación. Es muy importante la escucha activa y no caer en el error de hablar todo el rato de uno mismo sin importar lo que cuentan los   demás. Hagamos un ejercicio de empatía.

  • Lo primero cuando llegas a un evento de networking y no conoces a nadie es dejar la vergüenza en la puerta. Tienes que mostrar seguridad y confianza en ti mismo.

Acudir a un evento de este tipo y no hablar con nadie o ponerte a dar vueltas por la sala y mirar los cuadros no tiene ningún sentido. Es fundamental intentar hablar con el máximo número de personas posibles, pero teniendo en cuenta que más vale calidad, que cantidad. Prefiero irme con un contacto interesante que haber hablado con mucha gente pero que ninguna me ha llamado la atención.

¡Si vas comido, mucho mejor! Sobre todo para principiantes… En muchos eventos de networking, suele haber comida. No vale ponerse al lado del buffet y ponerse a comer perdiendo el objetivo de vista mientras haces la degustación. Si estás comiendo no estás hablando y si no estás hablando, no estás vendiendo tu trabajo.

  • Y hablo de vender, porque el networking está pensado, en cierta medida, para eso: para darte a conocer, para decir en qué eres profesional o en qué  empresa trabajas. Para crear contactos que puedan convertirse en colaboradores y crear sinergias.

El hecho de recomendar es fundamental cuando damos consejos para un networking efectivo. En definitiva, es lo que estamos buscando, que nos recomienden siempre, que se acuerden de nosotros cuando necesitan a un profesional de nuestro sector.

¿Sabes que el 80% de los puestos de trabajo se consiguen a través de las recomendaciones? En este punto es muy importante aclarar dos conceptos: recomendar y enchufar.

No podemos confundir recomendar con enchufar.Cuando tú recomiendas a alguien, estás diciendo que crees que esa persona sería buena para un puesto de trabajo, entonces lo recomiendas y  la decisión la toma el empresario en cuestión. Pero cuando tú enchufas a alguien, estás diciendo que esa persona tiene que ocupar ese puesto de trabajo, es, prácticamente, una orden.

  • Cuando empieces a moverte en el mundo del networking (ferias, congresos, charlas, ponencias, etc.) te vas a dar cuenta de que necesitas una tarjeta.

Tu tarjeta es tu carta de presentación, tu contacto y tu vínculo con todas las personas que vas a empezar a conocer. Así que ve pensando que vas a poner en ella… Ya debes ir con los deberes hechos. Nada de curriculum, si le interesas, te buscarán en LinkedIn.

consejos-para-un-networking-fectivo-2

  • Una vez que ya tienes tus tarjetas, tendrás que tener claro a qué tipo de gente quieres conocer. Tienes que tener un público objetivo al que dirigirte. Puedes empezar por hacer una lista de las empresas en las que te gustaría trabajar o de las empresas a las que consideres interesante conocer.

Por ejemplo, hay empresas afines a la Cámara de Comercio, otras pueden pertenecer a algún Club de Empresarios como Excellence Business Club, otras serán de la Confederación de Empresarios o lo mismo resulta que los que están siempre los viernes al mediodía en la cervecería de tu barrio son de una empresa en la que te gustaría trabajar y ahí tienes tu momento networking!

Una vez lo tengas claro, investiga a través de Internet, de la prensa  y de tus contactos, todos aquellos eventos que sean de tu interés. Intenta no perderte ninguno, porque nunca sabes a quién puedes conocer o con quién puedes coincidir.

  • La imagen es muy importante, no podemos acudir a este tipo de eventos en chándal. (A no ser que vayas a la inauguración de un gimnasio y depende…).

Es decir, si para una entrevista te arreglas, para un evento también. De esto sabe mucho mi querida María A. Sánchez. Siempre tenemos que dar buena impresión. Lo de una imagen vale más que mil palabras, sigue funcionando. Así que arréglate igual que cuando vas a una entrevista y… ¡Ponte tu mejor sonrisa para conquistar al mundo! Nadie va a tener ganas de hablar con alguien que tiene cara de malaje ¿no crees? ¡Sonríe siempre! Será tu mejor carta de presentación.

consejos-para-un-networking-fectivo-3

  • Una cosa muy importante en el networking es la autenticidad.

No podemos interpretar un papel de alguien que no somos. Tenemos que mostrarnos tal cual somos y ante todo, profesionales. Es fundamental que la gente con la que estamos tratando no se quede con una imagen equivocada de nosotros o de nuestro trabajo. Nunca prometas nada que no puedas cumplir. Se coherente con tus posibilidades.

La fuerza del “networking” radica en ser consciente que cada persona que conocemos es un contacto potencial y no sabemos hasta donde podemos llegar a conectar con ella. Bien para una recomendación, bien como cliente, bien como proveedor…

  • Y no solo estoy hablando de networking presencial, tenemos que tener muy presentes el networking online. Fundamental en la era digital en la que nos movemos.

Cuando vuelves a casa después de un evento, llegas con un montón de tarjetas de la gente que has conocido. Lo normal es que las busques en las redes sociales para afianzar el contacto. Y ahí entra en juego la marca personal de cada uno… tema súper importante para moverse en el mundo laboral actual y del que ya hablaremos más adelante…

Los buenos networkers no desaprovechan ninguna ocasión que se les presente para hacer nuevos contactos profesionales: en el trabajo, en el colegio de los niños, haciendo deporte… cualquier oportunidad es buena siempre que se encare con mentalidad networking.

¿Cuándo nos vemos?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: