La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

Qué ganas tenía de tener aquí a mi maestro, a la persona que me hizo ver el poder del coaching tanto en mi vida personal como profesional. Como ya os he dicho en otras ocasiones, aquí solo invito a mi gente: Os presento a José Luis Fuentes, un coach sin pelos en la lengua y con un alto poder de resiliencia. Un tío tan fantástico, que a veces se le olvida poner los pies en el suelo… ¡A la mínima echa a volar! Y cómo me gusta acompañarlo en sus sueños…

Gracias amigo por esta maravilla de post, clarito y directo. Como a ti y a mi nos gusta. ¡Espero que lo disfrutéis tanto como yo!

La triple personalidad en las marcas personales

La triple personalidad en las marcas personales: De la congruencia a la esquizofrenia 3.0

En el año 2008, impartía en la Universidad de Sevilla mi primer curso de “Marca Personal” para el programa Universem.  Entonces, se usaba el término “Márketing Personal” y no se pronunciaba la palabra “Coaching” en las aulas, aunque un año después, no solo se me dejó, sino que se cambió el nombre del programa añadiendo nuestros queridos términos anglosajones: Coaching y Personal Branding.

Y les explicaba a mis alumnas la importancia de practicar la congruencia en la creación de tu propia marca en todos y cada uno de sus actos personales y profesionales:

“La congruencia es esa sensación de coherencia, de veracidad, de certidumbre, de sinceridad, que nos proporciona nuestra fuerza interior, cuando todas nuestras partes internas están alineadas hacia un mismo objetivo, hacia un mismo fin, es decir, todos nuestros “yoes” están de acuerdo -al menos por una vez”.

Asisto perplejo en la actualidad, a una especie de esquizofrenia 3.0, en el que muchas personas que generan sus propias marcas, se nutren de una triple personalidad: una para las redes sociales, otra para su profesión y otra personal.  He seguido algunos perfiles (LinkedIn, Twitter y Facebook, sobre todo) que me han interesado, luego he ido su blog. Cuando he dado el paso de asistir a una conferencia o charla eran otras personas y en un intento de acercamiento personal he descubierto a otra completamente distinta.

Perfiles exitosos, grandes proclamas, frases interactuadas, miles de seguidores, y luego, una carencia impensable de habilidades sociales y profesionales en el trabajo y en el terreno personal.

La triple personalidad en las marcas personales

Recuerdo quedar a tomar café con una de estas personas, seguida por miles de followers y varios libros en el mercado y no haberle visto los ojos porque su timidez enfermiza no levantaba la mirada del plato. O personas maravillosas en las redes, grandes oradores y speakers que sabes que no puedes confiar en ellas porque te la juegan a la primera de cambio.

Creo que debemos hacer una reflexión hacia dónde queremos caminar, cuál va a ser el futuro de las redes sociales y de la interactuación 3.0 o 4. 0. Vamos, y es ya una realidad, hacia la interactuación 360º, es decir, a conocer a nuestro interlocutor en todas las facetas de su vida. Los head-hunter rastrean nuestros perfiles, no solo profesionales, sino personales, quieren saber de nuestros proyectos, trabajos, conferencias, videos, publicaciones, amigos, ideas, ideología, hobbies, viajes, relaciones, películas que nos gustan, frustraciones.

Somos un ser holístico (cuerpo-mente-espíritu) que en el siglo XXI dejamos una marca emocional que se puede rastrear en diversos lugares.

Facebook se ha convertido en un gran cementerio que rinde homenaje a las personas que, desde el año de su creación, 2004, han ido falleciendo –entre ellos mi padre- y nos han dejado un legado cibernético que se mantiene por los siglos de los siglos.

La red de redes es una gran biblioteca de acontecimientos vividos en tiempo real que podemos ya investigar.

Imagínense que el 4 de abril de 1912 hubiera existido Internet durante el hundimiento del Titanic. Hoy, tendríamos de forma perpetua en las redes, los videos del hundimiento en YouTube, los tweets que se hubieran mandado en el primer momento, los hashtags que se hubieran creado, los testamentos vitales de pasajeros dejando sus últimos deseos y por qué no, alguna foto de “postureo” de aquellos que tuvieron la suerte –por ser ricos- de tener plaza en una de las barcas.

La triple personalidad en las marcas personales

Desde que las redes existen podemos contrastar, buscar, investigar a cualquier persona que tenga perfil público.  Por lo tanto, nuestra “Ventana de Johary” cambia sustancialmente de significado. Lo que queremos que los demás conozcan de nosotros, lo que queremos que sea privado, y lo que los demás conocen de nosotros sin que nosotros hayamos pretendido que se conozca.

En la actualidad, nuestra ventana desconocida aumenta, ya que podemos leer entre líneas incluso los alter egos “de las personas a las que seguimos.

Abogo por una línea de transparencia en la marca personal. Somos una sola persona, lo que cambia es nuestro rol, unas veces desarrollamos estrategias profesionales, otras contamos algo personal y en ocasiones incluso mezclamos ambas. Esa es la congruencia de nuestra propia marca: coherente con lo que pensamos y consecuentes con lo que decimos.

Confundir Marca Personal con exposición en las redes es un error habitual y creo que de ahí deriva mucho de esta triple personalidad, cuando lo que buscamos es impostar una realidad ficticia maquillando nuestro perfil en pos de convertirnos en un influencers o luchar por aumentar los “likes”.

Conozco a grandes profesionales que prácticamente no interactúan en las redes, debido esencialmente a que no tienen tiempo, están con agendas cubiertas para el año entero.

Cualquier obsesión se puede convertir en una patología. El deseo de gustar para cubrir un mal hueco en la autoestima no es sano. Y debemos generar una marca que deje una huella auténtica, que perdure, con sentido de legado. Porque se nos recordará por nuestros actos, por nuestros hechos, por nuestras palabras, por nuestros vídeos, por nuestras fotos, por nuestros tweets, por nuestros posts, por nuestros mensajes, porque somos la suma de todo lo que hacemos, de lo que decimos, de lo que callamos, de lo que experienciamos, pero sobre todo… Por lo que vivimos.

Le preguntaban a Paul Auster cómo es que había tardado 7 años en publicar una nueva novela-por cierto-magistral 4 3 21, y dijo que hay que vivir para poder contar, uno se nutre de su propia experiencia y realidad.

Así ocurre con las marcas personales, son productos de nuestra leyenda, de nuestras experiencias, de nuestros aprendizajes, de nuestros anhelos.  Cuanto más sinceros y reales, mejor reputación, equilibrio y honestidad.

Por eso las marcas impostadas e incongruentes son frutiles y se desvanecen a lo largo del tiempo. Son cortoplacistas y no dejan huella.

La congruencia en nuestra marca:  que todas nuestras partes internas estén alineadas, ser concientes de quienes somos, qué hacemos, para qué lo hacemos, cuál es nuestro mensaje esencial que queremos que se conozca, y cuando no estemos… ¿Qué huella habremos dejado? Dibujemos y tracemos melodías que nos hagan participar siendo creadores de nuestros propios sueños. Haz llegar tu relato al mundo, sin temer lo que el mundo piense de tu relato.

Y nunca olvides, cuando te muestres al mundo que:

Lo esencial es invisible a los ojos, solo se ve con el corazón.

Antoine de Saint-Exupéry

José Luis Fuentes

www.joseluisfuentes.com

www.alientacoachinginternational.com

Anuncios

Cuando te veo brillar

Septiembre trae un nuevo regalo a mi blog. Este mes de cambios y oportunidades, no puede tener mejor anfitriona que mi querida y admirada, Almudena Lobato.

Almudena es una de esas personas que irradian luz allá por dónde pasan. Es un regalo tenerla cerca. Como sabéis, este espacio está destinado a mi gente y ella hace tiempo que forma parte de mi familia. Referente profesional y, sobre todo, personal. Las redes sociales hicieron que conectaramos y #SilviaTeOrienta hizo el resto. Para mi, es un lujo contar con ella y espero que disfrutéis tanto como yo de su luz… ¡Gracias por el regalo!

cuando-te-veo-brillar-1

 Cuando te veo brillar

“Hay dos maneras de difundir la felicidad,

ser la luz que brilla

o el espejo que la refleja”

Edith Wharton.

Te miro escondido, tras de ti… al menos tras ese tú que enseñas cada día. Ese tú pequeñito, ese tú que apenas enseña sus ojos tras ese muro que tú mismo has creado.

Hay muros y muros…

El muro más alto, el más fuerte, el que más engulle cuando te acercas a él, ese nace de ti. No hay mayor muro que aquel que te aleja de ti mismo, que aquel que te hace sentir pequeño.

Los otros muros, los que tienen forma de zancadilla, esos que te pone la vida  y que a menudo te ponen otros (esos otros que tapan con sus dedos cualquier atisbo de luz que nazca de alguien diferente a sí mismo)… esos son como muros de arena a la orilla del mar,  esos muros siempre terminan cayendo, esos muros caen cuando tú decides avanzar sin miedo.

Y los tuyos… los tuyos son tuyos, tan tuyos que sólo tú puedes decidir cuando derribarlos. Esos enormes muros que separan lo que muestras de lo que eres, lo que eres de lo que puedes ser.

Cuando te veo brillar…

Qué no te veas brillar no significa que yo no te vea, que los demás no te vean. Tenemos la mala costumbre, todos, de ser nuestros peores jueces. Tenemos la mala costumbre de escondernos detrás de nuestros miedos más intensos. Costumbres…

cuando-te-veo-brillar-2

Las costumbres se cambian. Hay costumbres que es bueno revisar y cambiar, sobre todo aquellas que te limitan y te hacen ensombrecer. Hay costumbres que hay que dejar de alimentar, para dar de comer a otras mejores. La mejor costumbre es sin duda sacarte brillo cada día. Sácate brillo al levantarte por la mañana y al irte a dormir. Dos momentos para pulirte,  uno para recordarte que hoy es una nueva oportunidad, otro para valorar todo lo bueno que hubo en él, para valorarte, para cerrar los ojos con la sonrisa de quien se pule para brillar cada día.

Cuando no te ves brillar…

Qué tú no veas tu valor significa que tú no lo ves, no que no lo tengas. Cambia de gafas, limpia de telarañas tus ojos, aclara con agua limpia tu mirada, mírate de nuevo… ahora con más aprecio.

Brillas, sí, también cuando te ves pequeño. Brillas, incluso cuando no te ven, cuando andas escondido dentro de tu bolsillo, casi sin aire para abrir pecho y decir “aquí estoy, este soy yo”.

Cuando yo te miro… te veo… te veo tan grande, más que cualquier muro. Cuando yo te miro… te veo brillar. Y  brillas cuando yo no te miro, porque tú brillo es tuyo y no mío, porque brillas aunque tú no te veas.

Brillas

Brillas cuando tropiezas y aún más cuando te permites crecer con ello. Brillas cuando aciertas y cuando no, brillas cuando dejas a tu paso algo bueno. Brillas cuando te ves, porque sólo puedes ver aquello en lo que crees, porque sólo puedes verte cuando crees en ti y sólo entonces, tú puedes ver tu brillo.

cuando-te-veo-brillar-3

Creer en ti, es una elección. Creer en ti es ser consciente y apreciar aquello que te hace único, descubrir dónde está tu valor. Es importante que  tengas muy claro que tu valor no es un baño de ego, no es mirarte con adulación, ni creerte mejor que otro. Tu valor es ser valioso para otro, es dar más siendo tú. Tener valor es dar. Tener valor es dar valor a los demás.

A veces el mejor camino  es el que está más cerca, el que se hace mirando hacia dentro.  Más cerca que no más fácil, tampoco difícil, más hacia dentro, más hacia ti, más contigo.

“Cuando te veo brillar… te veo.

Ahora te toca a ti,

brilla para verte,

mírate para brillar de nuevo”.

 

Un saludo y buen camino.

Almudena Lobato

 

5 claves para salir del bloqueo laboral

Hay momentos en nuestras vidas en los que nos sentimos bloqueados y no sabemos para dónde tirar ni que camino escoger. También nos ocurre en el terreno laboral. Son momentos que nos ponen a prueba, que nos sirven para conocernos, para saber qué tipo de personas somos y si realmente estamos preparadas para salir de una especie de espiral que parece no tener fin, como es  el bloqueo laboral.

Hoy día se habla mucho del concepto de resiliencia. Probablemente lo hayas escuchado más de una vez y quizás no sabes ni lo que significa esa palabreja. La definición según la RAE es:

Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”.

Seguro que si te paras a pensar, ya has pasado por más de un período de resiliencia y ni te has dado cuenta. Cada persona vive  esa situación límite de forma diferente. Sé que no es fácil. Resulta todo un desafío, un derroche de optimismo y un gran esfuerzo, pero se consigue. Puedes salir del bloqueo laboral en el que estás inmerso y continuar tu camino.

Salir del bloqueo laboral

Y ahora vienen las preguntas poderosas: ¿Cómo lo hago? Y ¿Por dónde empiezo? Pues como todo en la vida, empezando por el principio y currando mucho.

5 claves para salir del bloqueo laboral

1. En primer lugar tienes que localizar donde se encuentra tu bloqueo, qué es lo que te impide salir hacia adelante y te hace sentir como esa pescadilla que se muerde la cola todo el rato. Para ello tienes que hacer un ejercicio de reflexión y autoconocimiento, ya que cada persona es un mundo y a todos no nos afecta de igual manera las cosas. El mirar hacia dentro y poner el foco en uno mismo no resulta nada fácil, pero una vez que lo consigues, es lo mejor que te puede pasar. Tienes que descubrir tus competencias, saber en qué eres bueno y cuál es tu talento. Además de tener muy claro tu objetivo profesional. Eso de “trabajar de lo que sea” no vale. Créeme. Tienes que fijarte un objetivo y actuar en consecuencia con esa meta.

A veces, en las mujeres (desempleadas), el hecho de ser madre provoca ese bloqueo laboral, ya que están tanto tiempo dedicadas al cuidado del bebé, que cuando quieren retomar la búsqueda de empleo y la actividad, no saben por dónde empezar. Lo primero es organizarse, sacar tiempo cuando el bebé duerme, aprovechar cuando se lo quedan los abuelos, cuando está en la guardería, etc. También les ocurre a desempleados de larga duración. Llega un momento en que se produce un bloqueo y ya no saben por dónde buscar. Son estos momentos de bloqueo en los que tenemos que hacernos fuertes y empezar de cero, como si no hubiéramos hecho nada anteriormente. Desprendernos de todo lo anterior y comenzar una nueva etapa.

Septiembre es un buen mes para empezar. Parece que el comienzo del curso escolar nos trae un soplo de aire fresco y nuevos proyectos en los que centrarse. Te recomiendo llevar contigo siempre una libreta para ir apuntando todas las ideas que  se te ocurran. Así como todas las cosas que tienes que hacer, las empresas a las que te interesa mandar el curriculum, las entidades a las que puedes visitar para que te conozcan, los cursos que te motivan, etc. Sería una mezcla de agenda y cuaderno de bitácora en la que no se te escapará nada. Y si eres más tecnológico, usa la App que más te guste 😉

Salir del bloqueo laboral

2. En mi opinión, una de las herramientas más importantes a tener en cuenta a la hora de salir de ese bloqueo laboral son las Redes Sociales. Empieza por revisar tu perfil (si lo tienes) en Facebook, Twitter, LinkedIn, beBee e Instagram. No tienes que estar en todas las redes. Siempre es mejor la calidad que la cantidad. Pero si de verdad quieres estar en las redes sociales de forma profesional, tienes que asegurarte que tu perfil sea, como su nombre indica, profesional, por ejemplo:

  • Un perfil homogéneo en todas las redes sociales.
  • Una foto en la que seas reconocible (no vale la de graduación ni la de la boda… y sonríe, siempre).
  • Una biografía con las palabras claves que te identifican como profesional.
  • Aportar y compartir contenido de valor.
  • Ser auténtico y coherente con todo lo que publicas.

Estas son solo algunas de las cosas que tienes que tener en cuenta cuando empieces a gestionar, lo que venimos llamando la Marca Personal. Todos sabemos que los reclutadores miran los perfiles de los posibles candidatos en las redes sociales y una buena gestión de la Marca Personal puede hacer que te posiciones mejor que otros candidatos al puesto.

Seguro que si te paras a pensar, hay por ahí algunas fotos que no te gustaría que algún nethunter viera ¿verdad? Mi consejo: Separa tu vida privada de la profesional y elige la red que mejor se adapte a tu objetivo profesional. Con esto no te quiero decir que no puedas subir fotos personales, ni mucho menos. Pero elige bien qué tipo de contenido compartes de forma pública y si aporta valor a tu perfil profesional.

3. La red de contactos es muy útil para salir del bloqueo laboral. Deja se ser invisible y déjate ver. El networking es fundamental para tomar conciencia de lo que se mueve en el mercado laboral. Desempolva tu agenda y empieza a contactar con antiguos colegas de clase, compañeros de trabajo, amigos del gimnasio, etc. Las redes sociales ayudan mucho a la hora de retomar el contacto perdido con gente que te puede interesar tener en tu comunidad profesional. Hoy en día, la mayoría de ofertas de empleo ni se publican. Has leído bien:

El 80% de los puestos vacantes se cubren a través de la red de contactos.

Por tanto, hacerte con una buena red profesional es imprescindible. No solo te puede surgir algún proyecto, lo más importante de una buena red de contactos profesionales es la información que se maneja. Y ya sabes… ¡La información es poder!

Salir del bloqueo laboral

4. Seguro que lo del curriculum actualizado ya lo has escuchado mil veces, pero es tu trabajo, mantenerlo lo más actualizado posible. Tanto en papel como en las redes y en los distintos portales de empleo. Y, por supuesto, adaptarlo siempre a cada oferta de empleo. No es posible que sigas mandando un curriculum genérico para cualquier oferta de empleo. Piénsalo detenidamente… ¿Por qué no te llaman para la entrevista? En este post de Jessica Buelga, tienes la respuesta. Me está quedando un post muy largo y ella lo resume a la perfección.

5. Otra de las cosas fundamentales que tenemos que hacer cuando estamos en búsqueda pro-activa de empleo (término acuñado por David Barreda) es actualizarnos continuamente a través de la formación. Así que empieza a buscar cursos relacionados con tu perfil que te puedan ayudar a destacar sobre los demás. Pero no cualquier curso, busca una formación que realmente te sirva para añadir valor a tu curriculum. El tiempo de la titulitis ya ha pasado, estamos en la era de las competencias profesionales, así que demuestra lo que sabes hacer.

Creo que con estas 5 claves puedes salir del bloqueo laboral en unos meses. Solo necesitas 2 cosas: muchas ganas y mucho curro. No te estoy diciendo que sea fácil, todo lo contrario. Requiere una gran cantidad de tiempo y horas de aprendizaje. Pero cuando lo consigues, todo el esfuerzo merece la pena. Te lo digo por experiencia.

El mes que viene estaré impartiendo una Taller de LinkedIn y Marca Personal en Sevilla con Prodetur. El taller es gratis pero tienes que inscribirte antes del día 6 de septiembre. Aquí te dejo el enlace. ¡Nos vemos pronto!

 

 

 

El oso, el tigre y el dragón

Desde que leí esta maravillosa fábula de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, toda mi vida gira en torno a “El oso, el tigre y el dragón”. De hecho, creo que estos tres animales que habitan en mi, me tienen transtornada… positivamente.

Ya me pasó cuando leí “Tú eres Dios. Y tu marca personal tu religión” de Ecequiel Barricart. Me dejó tocada, muy tocada. Tanto que supuso un antes y un después en mi vida, tanto personal como profesional. Y ahora, me vuelve a pasar con otro libro suyo. Si encima le añades la maravillosa pluma de Andrés Pascual, el resultado es como para volverte loca, pero de amor…

el-oso-el-tigre-y-el-dragon

El oso, el tigre y el dragón es una fábula en la que se habla de los tres poderes que te harán invencible:

“Cuando reúnas el abrazo del oso, la garra del tigre y la mirada del dragón, toda tu vida se alineará como los astros en el cielo”.

Resulta que te pones a leer el libro y empiezas a verlo todo tan claro, que es imposible no seguir leyendo hasta que te lo acabas. Así que quiero compartir lo que me han enseñado estos tres animales.

7 cosas que aprendí de “El oso, el tigre y el dragón”

  1. La vida no es un derecho, es una obligación. Esta frase, me recuerda al libro de Mario Alonso Puig “Vivir es un asunto urgente”, otra obra maestra. Y si te paras a pensar, lleva toda la razón. Nos pasamos la vida esperando. ¿Esperando a qué? Esperando que las cosas sucedan, esperando que las cosas mejoren, esperando que las cosas cambien… Y  no nos damos cuenta de que la vida pasa y “la cosa”, como muchos la llaman, depende de cada uno de nosotros. Si no disfrutamos, si no vivimos, la vida se nos va y ya no vuelve. No hablo de trenes, sino de momentos. Soy mucho del carpe diem y de pasar a la acción. De hecho, la improvisación es uno de mis puntos fuertes, estoy preparada para lo que surja. ¡Estoy preparada para vivir! Te das cuenta de ello cuando abrazas a tu oso…
  2. Por las grietas también se filtra la vida. ¡Qué gran verdad! ¿Y quién no tiene grietas? Lo importante es aprender a convivir con ellas. La vida no es perfecta, si te paras a pensar ¿Qué hay perfecto? ¿Quién es perfecto?¿Importa la perfección? A mi me importa más la acción. Me siento muy identificada con el tigre que habita en mi… Que me incita a descubrir quién soy y me ayuda a cumplir mis sueños, a trabajar por lograr mis objetivos. Siempre siendo coherente conmigo misma.
  3. Los lamentos matan la creatividad. Seguro que aquí estamos todos de acuerdo. Lamentarse es una pérdida de tiempo. Mientras te lamentas, no estás buscando la solución al problema. Para buscar una solución necesitas ser creativo, así que deja de lamentarte y pasa a la acción. ¡Conecta con tu tigre y actúa!
  4. El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Es una de las cosas que más estoy intentando interiorizar. No vale la pena sufrir por nada ni por nadie. Suena muy fuerte, quizás sea duro, pero es la verdad. El sufrimiento es opcional. Tenemos que aprender a gestionar las diferentes situaciones a las que nos vamos a enfrentar a lo largo de la vida. La actitud con la que te enfrentas a las adversidades es fundamental para dejar de sufrir. Yo elijo vivir, no sufrir. Abrazo a mi oso con fuerza…
  5. No consideres el descanso un pérdida de tiempo. A veces es necesario desconectar hasta de uno mismo. Resetear y volver a empezar. Cuando te das cuenta de esto, conectas con la mirada del dragón. Entiendes el por qué y parece que los astros se alinean. El oso te alimenta el alma y el tigre te ayuda a no quedarte quieto. Pero el dragón es el que te da las respuestas…
  6. Mira más allá de ti mismo. Aprende a perdonar, a pedir ayuda, a equivocarte, a levantarte cuando te caes… Muestra tu mejor versión y compártela con los demás. Cuando crees en ti, lo proyectas, se nota y se expande. Tu oso crece…
  7. Quien no es esclavo del tiempo, posee todo el tiempo del mundo. Dedícate el tiempo que necesites, para conocerte, para entenderte, para escucharte… Todos lo necesitamos. Tu oso lo necesita…

No compitas y nadie en el mundo podrá vencerte.

Enseñanza final y absoluta. La vida no es una competición, la vida es un viaje en el que tenemos que disfrutar. Solo tenemos un billete, el de ida. No lo malgastes. Abraza a tu oso, camina con tu tigre y fija la mirada en las alturas, para tener una visión más amplia, como el dragón…

el-oso-el-tigre-y-el-dragon-5.jpg

Foto: Manuel Morillo

Gracias Andrés.

Gracias Ecequiel… Una vez más.

Dejemos de buscar trabajo para empezar a buscarnos a nosotros mismos

Hoy tengo el privilegio, de tener como invitado en mi blog, a mi canalla favorito: David Asensio.  Sus palabras nunca te dejan indiferente. Sabe decir las cosas de una forma tan clara, que no tienes más remedio que darle la razón. Os dejo este regalo que comparto con todos vosotros. Reflexionemos…

autoconocimiento-david-asensio-1

Sé que muchos consultores de empleo, marca personal para la búsqueda del empleo, empresas de outplacement, Etts, consultoras, van a querer conocer donde vivo o rememorar a mis familiares más cercanos, pero así lo creo: DEJEMOS DE BUSCAR TRABAJO, PARA EMPEZAR A BUSCARNOS A NOSOTROS MISMOS.

Y lo digo en 1ª persona. Pensamos que teniendo una Marca Personal potente, encontraremos trabajo rápidamente. Cuando tu posible jefe, si tienes más seguidores que él, en las redes sociales, te aseguro que no te contratará. No vaya a ser, que le quites su puesto de trabajo. Pensamos que yendo a los servicios de búsqueda de empleo de nuestras ciudades, nos ayudaran a encontrarnos. Cuando “algunos” consultores están más perdidos que nosotros mismos. Pensamos que las Etts nos ayudarán a encontrar esa “estabilidad” tan soñada y que tanto nos promulgan en los medios de comunicación. ¿Pero en realidad qué pasa?

Que la Marca Personal solo sirve para directivos cuando en realidad para buscar trabajo te están enseñando a hacer un DAFO de toda la vida. Que en los servicios de búsqueda de empleo de los ayuntamientos te puede atender tu vecina, la del 4º y, la verdad, te da vergüenza que sepa que estás buscando trabajo. Y las Etts te ofrecen estabilidad encadenando trabajos sin parar, pero sin saber ni quién eres, que te motiva ni cuáles son tus anhelos.

Te encuentras, que te sientas en el sofá después de una jornada de trabajo y si te preguntan quién eres, respondes: “DIMELO TÚ, PORQUE NO TENGO NI IDEA”. Nos encontramos con personas que los domingos por la tarde no paran de llorar con miedo a ir a trabajar. Personas que sueñan con realizar su sueños, pero ya la toalla por el qué dirán, la edad, o no vayan a pensar que estoy loco y con gente que “calienta” la silla y la maquina del café, esperando a que se vaya el jefe de viaje para jugar con el ordenador o tirarle los tejos a la secretaria nueva.

autoconocimiento-david-asensio-2.jpg

Pero mientras, hablamos de un nuevo futuro en el mercado laboral, que tenemos que estar motivados para buscar empleo, que tenemos que saber hacer bien una entrevista de trabajo, que nunca dudemos de nuestro talento, porque no sólo tenemos uno, sino muchos… Y seguimos siendo un país, que no para de tomar medicamentos para la ansiedad y poco productivos.

No estoy diciendo que no tengamos talento, no estoy diciendo que no haya que aprender a hacer una entrevista de trabajo o saber qué significa Manager Store cuando te enfrentas a un proceso de selección. Todo está muy bien, y algunas personas consiguen grandes resultados con esas herramientas. Que no digo que no, pero que tampoco digo que sean las panaceas, como así nos lo quieren hacer ver.

¡¡ERROR!! Si no sabes quién eres, un curso de Marca Personal no te valdrá para nada. Si no tienes confianza en ti mismo, ya te pueden grabar haciendo pruebas de entrevistas, que no saldrá de ti ni una sola palabra Si no sabes para qué has venido a este mundo, ya te pueden ofrecer el mejor trabajo del mundo, que si no está acorde con tus valores, tus propósitos, seguro que no te dura más de 2 meses.

Nos hacen creer y así creemos, que todas estas herramientas, son imprescindibles para alcanzar una de las metas que la sociedad nos exige, tener un trabajo. Trabajar no es lo mismo que desarrollarte personal y profesionalmente. Y en muchos libros nos siguen promulgando la filosofía de nuestros padres, de esfuerzo, sin rechistar, cabeza baja y decir a todo “Sí, bwana”.

Nos promulgan a SOBREVIVIR y no a VIVIR. Trabajar es desarrollo, es crecimiento, es motivación, es trabajo en equipo, es considerar a tus compañeros como personas, no como números. Pero sobre todo es responder a la pregunta: .- ¿Por qué estoy haciendo lo que estoy haciendo? .- y ¿Lo que hago está acorde con mis valores, con mis propósitos?

No promulgo que todos seamos emprendedores, pero si considero que todos y cada uno somos EMPRESARIOS de nosotros mismos. Empresarios que tenemos que conocer nuestros activos y pasivos. Qué productos podemos ofrecer a los demás y cómo ofrecerlos.

En el fondo de nosotros, sabemos quiénes somos, qué queremos y cómo lo queremos, pero lo que pasa es que tenemos miedo a mostrarnos sin tapujos ante los demás. Los “empresarios individuales” que conozco, consiguen todos los años el mayor de los resultados, SE SIENTEN AGUSTO con ellos mismos y eso repercute en su exterior. Si algunos trabajan en empresas, otros son profesionales independientes, otros tienen sus propias empresas , pero todos tienen una cosa en común: antes de llegar a donde están, no buscaron trabajo, se buscaron así mismos.

autoconocimiento-david-asensio-3

Antes de mandar ofertas a los portales de Internet, antes de ir a cursos de búsqueda de trabajo, pregúntate: ¿Te has encontrado a ti mismo? Si has respondido SI, las demás respuestas las descubrirás dentro de ti. Sabrás el POR QUÉ, QUÉ y CÓMO para desarrollarte.

David Asensio

Sigue tu camino de baldosas amarillas…

sigue-tu-camino-de-baldosas-amarillas

Sigue tu camino de baldosas amarillas…

Voy a empezar este post, como lo haría mi querida Élia Guardiola, a modo de storytelling…

      A finales del mes de Enero, tuve la oportunidad de presentar en Huelva el libro de José Luis Fuentes, “Sigue tu camino de baldosas amarillas”. Y hasta ahora, no he encontrado el momento de escribir el post que se merecía. Y digo, no he encontrado el momento, porque ya no me excuso con eso de “no he tenido tiempo”. Ésto os lo contaré en otro post…

      Los que me conocen o siguen por las redes sociales, saben que desde que mi blog nació, he estado escribiendo un post al mes (sé que es muy poco, pero es a lo que me podía comprometer). Mi último post ¡Adiós  2015! ¡Busco empleo 2016! me vino como anillo al dedo. Si bien es cierto que el 2016 me trajo un nuevo empleo, también lo es que he tenido que dar prioridad a ponerme al día en mi nuevo cargo y he tenido que dejar un poco de lado éste rinconcito.

      Una vez asentada en Isersys y con todo bajo control, puedo volver a dedicarle el tiempo que se merece a mi blog y volver a escribir sobre lo que hago.

      Conocí a José Luis, en la presentación del libro de un amigo que tenemos en común, Ecequiel Barricart, que también tuve la suerte de traer a Huelva y con él inauguré este espacio: Cómo ser Dios y no morir en el intento. Fue la primera vez que nuestros caminos se cruzaron…

      Y como las cosas pasan por causalidad y no por casualidad, poco a poco nos hemos ido encontrando en nuestro camino de baldosas amarillas…

      Para los que no conocéis a José Luis Fuentes, una simple reseña de lo que él dice que es su misión profesional: acompañar a personas y organizaciones a encontrar su camino y convertir sus sueños, en metas alcanzables.

sigue-tu-camino-de-baldosas-amarillas

      No os voy a contar de que va el libro, ni si José Luis es buen o mal escritor… solo voy a hablaros de los efectos positivos que tiene el libro sobre las personas que lo leen. No es un libro de autoayuda, no es un libro para descifrar las claves de la felicidad. La felicidad de cada persona depende de uno mismo. Cada ser tiene sus propias convicciones subjetivas de lo que es o debería ser esa felicidad soñada.

      José Luis tiene una premisa que repite constantemente: La felicidad es productiva. Y esa felicidad que todos perseguimos y cada uno vemos de forma diferente, pasa por un camino, por un proceso, que todos tenemos que seguir para poder alcanzarla. Y de ese camino es del que se habla en este libro.

     Lo que sí os voy a contar y estoy totalmente de acuerdo con José Luis es que toda felicidad pasa por amarse a uno mismo, con sus virtudes y sus defectos. Además creo firmemente en la Ley de la atracción positiva  y que los límites los ponemos nosotros mismos.

         Este libro te podrá hacer reír, te podrá poner la piel de gallina, pero sobre todo, te hará reflexionar… Te va a ayudar a elegir el camino de tu felicidad, tu camino de baldosas amarillas… pero para ello, tienes que apostar por ti, coger las riendas de tu vida y vivir ese camino. Porque al final, lo importante, es el camino…

         Este libro llegó a mis manos en un momento de pura  incertidumbre en mi vida y la verdad que fue un chute de motivación y me sirvió para reforzar mi lema, carpe diem: Aprovecha el momento, disfruta de la vida y piensa en el hoy y el ahora. No le des más vueltas. Siempre vale la pena intentarlo, vamos a dejar los miedos escondidos en un cajón y vamos a vivir. Pero vivir sin miedo, con valor. Si te apetece, te dejo otro post que escribí sobre este tema: ¿A qué tienes miedo?

         Ese valor es el que te va a permitir vivir tu propia aventura, como la vivió Dorothy en El Mago de Oz… vivir tus sueños, porque únicamente tenemos una vida y hay que aprovecharla.

sigue-tu-camino-de-baldosas-amarillas

Voy a ser sincera, vais a encontrar dificultades, por supuesto, pero, a través de la lectura del libro, vais a encontrar como enfrentarte a ellas, gestionando las emociones.

No tengáis miedo a equivocaros, a fracasar. No pasa nada. Cada fracaso tenemos que verlo como una oportunidad para buscar el éxito. Cada crisis, supone una oportunidad de cambio y en el cambio está el camino y en el camino, la felicidad.

         Sigue tu camino de baldosas amarillas…

Cómo ser Dios y no morir en el intento

Con este título tan sugerente comienza mi aventura como blogger (con el permiso de David Asensio).

Pues sí, una vez que tienes la gran suerte de conocer a Ecequiel Barricart, no te queda otra que convertirte en Dios.

Ecequiel Barricart es un referente en el mundo de la marca personal y la comunicación líquida. Su libro “Tú eres Dios y tu marca personal tu religión” ha marcado un antes y un después tanto en mi vida personal como profesional.

como-ser-dios-y-no-morir-en-el-intento-2

Conocí a Ecequiel Barricart en Mayo, navegando por Internet. Vi que un tipo había escrito algo sobre marca personal y presentaba su libro en Sevilla. Solo el título ya me llamó la atención: “Tú eres Dios”…  Guauuu!! ¿Esto qué es? ¿Esto de qué va?

Así que me puse a investigar y las críticas que tenía el libro no te dejaban indiferente. Destacaré las dos que más me impactaron:

Es más que un libro. Es un manifiesto“. Pilar Jericó

De este libro aprendes aunque no quieras, porque está escrito con un lenguaje directo, de tú a tú, sin barreras, diciéndote verdades que nadie se atreve a decirte de esa manera“. Ana María Llopis

Me quedé tan sorprendida con lo que decían de Tú eres Dios, que no tuve más remedio que contactar con el autor y pedirle una entrevista.

(Para los que no lo saben, colaboro en un programa de Radio Guadalquivir, con la sección  #SilviaTeOrienta en la que hablo de orientación, formación y empleo, y me parecía muy interesante poder entrevistar a este personaje que le decía al mundo “Tú eres Dios”).

Pensé que sería más difícil conseguir una entrevista, pero desde el primer momento fue una persona totalmente accesible, no puso ningún impedimento y directamente en su agencia me dieron su móvil para que lo llamara.

Hicimos la entrevista, una entrevista cortita, teníamos poquito tiempo, pero el suficiente para saber que tenía que leer ese libro, ese libro que  me ha acompañado desde entonces, como libro de cabecera. Es un manual de referencia. Es mi guía.

Después de eso, evidentemente, fui a la presentación del libro en Sevilla y me quedé tan fascinada que quise traérmelo a Huelva con más tiempo para disfrutarlo, para seguirlo y para pensarlo, sobre todo, para pensarlo y actuar en consecuencia. El libro es una invitación a la reflexión, a llegar al fondo del verdadero Yo, tu yo interior. En palabras de Alex Casterllanau es una invitación a explorar y reconciliar quién creemos ser con quién somos realmente”. ¿No os parece interesante?

Es un libro que te ofrece fórmulas para conectarnos con nosotros mismos y comprender el mundo virtual y real al que nos enfrentamos hoy en día.

Si hablamos de marca personal, la primera vez que yo escuché hablar de “Marca Personal” fue en un evento llamado #TapeitoWorkingNet, con Helen Gómez Ruano y Luisa Sánchez Miranda.

En ese evento, se habló de lo que era este nuevo concepto para mí, me quedé alucinada con las cosas que contaban: como hay que gestionar la marca, qué huella digital estamos dejando, qué tipo de  fotos subimos a las RRSS, qué artículos compartimos y un largo etc. Y sobre todo, lo que más me llamó la atención y me puso en alerta, fue la repercusión que todo eso tenía en nuestra vida laboral y en nuestro futuro profesional.

Desde entonces, fui trabajando poco a poco lo que ahora es mi marca personal. Porque es un tema que me enganchó, así que comencé a formarme,  fui a cursos, conferencias, encuentros de networking, investigué muchísimo por las redes, que es donde más se aprende de esto y ahora estoy aquí, presentando a todo un referente de la materia y hasta imparto cursos relacionados con el tema.

como-ser-dios-y-no-morir-en-el-intento-3

Pero no fue hasta que leí su libro que empecé a creérmelo. Sí, a creerme que Yo soy Dios y que la única forma de potenciar mi marca personal es desde mi yo interior. Yo sé que tengo talento y estoy empeñada en desarrollarlo y enseñarlo al mundo. ¿Cómo? Con trabajo y constancia. De eso trata este libro, por eso es imprescindible para crear tu marca personal.

Estamos en un momento en el que tenemos que reinventarnos constantemente y el tener una marca personal potente es fundamental para encontrar la felicidad profesional, lo que Ecequiel llama «paraísos deseados»…

Si hablo desde mi propia experiencia, a mí me llena de felicidad que cientos de personas me sigan en las RRSS porque les interesa lo que publico, si no, no me seguirían. Les interesan las ofertas de empleo, los artículos que comparto, los cursos de formación que imparto, mis propias reflexiones… es decir, para mí es un logro tener seguidores que saben quién soy y lo que esperan de mí. Ya no puedo defraudarles, tengo un compromiso con todos ellos, tengo seguir creando marca, soy Dios y tengo mi público.

El mes pasado, cuando estuve con Ecequiel, me faltaba algo fundamental para seguir creando marca y poder compartir contenidos propios y firmarlos con mi nombre, mi blog. Como dice Alfonso Alcántara, era una “sin techo digital tol día tirada en las redes”…

Hoy, después de varias semanas de trabajo y con la inestimable ayuda de David Asensio, he logrado sacar a la luz este proyecto, mi propio blog y mi primer post. ¡Todo un logro para una sin techo digital!

Así que tengo que seguir trabajando ¡Tengo que ser única! Tengo que saber responder a esa pregunta que todo el mundo teme en las entrevistas de trabajo… ¿Y por qué tienes que ser tú la elegida?… Porque yo soy un valor añadido y te lo voy a demostrar…Voy a marcar la diferencia, voy a ser Dios.

Y si fracaso, no pasa nada, lo volveré a intentar, porque de los errores al igual que de los éxitos, también se aprende.

A %d blogueros les gusta esto: