Despacito y con buena letra

Nueva entrada en mi post y nuevo regalazo. Ya sabéis que este espacio está dedicado a la gente que me inspira. Entre ellos, no podía faltar Alejandro Durán Asensio. Él es uno de mis referentes, además tengo la suerte de tenerlo como amigo. Desde que nos conocimos gracias a las Redes Sociales, hemos estado en contacto y colaborando cada vez que nos hemos necesitado. Es un gustazo leerlo y tenerlo aquí, auténtico y sin tapujos, como es él. Que lo disfrutéis…

despacito-y-con-buena-letra-4

Si hay algo que me enfada muchísimo de esta sociedad en la que nos ha tocado vivir es la cultura del cortoplacismo que se ha instaurado en nuestro día a día. Lo queremos todo y lo queremos ya. Lo que cuesta tiempo y esfuerzo por norma general no suele tener buena prensa y por supuesto, la constancia, la paciencia y el esfuerzo no pasan precisamente por sus mejores momentos.

Por desgracia el mundo de la marca personal no se queda fuera de esta molesta tendencia y sinceramente, esto es algo que me preocupa mucho. En demasiadas ocasiones leo y veo cosas que me despiertan una gran angustia, por los efectos tan nocivos que pueden generar. Sobre todo, porque en la era de la información y la comunicación es extraordinariamente fácil mandar mensajes, y más extraordinariamente común que las personas los entiendan mal o al menos, no completamente. Me explico, nada bueno que te pase tanto en tu vida personal como profesional es fruto ni de la suerte ni de las casualidades, es fruto de la combinación de trabajo, esfuerzo y tiempo y esto último, es en la mayoría de los casos lo que no queremos emplear. Y no nos engañemos, ni el sudor, ni las horas de dedicación a un proyecto, ni las puertas cerradas o los emails que nunca llegan son términos muy glamurosos. Con demasiada frecuencia reconocemos solo el resultado sin pararnos a valorar el largo camino que hay detrás y eso, permitidme que os diga, es bastante injusto, además de estar bastante alejado de la realidad.

despacito-y-con-buena-letra-2

Y algo más que lleva tiempo preocupándome (me he venido arriba ;)), aquel que os dijera que abriéndoos una cuenta de Twitter, acudiendo a dos eventos y comentando de vez en cuando en el muro de algún contacto iba a provocar que os llovieran las ofertas de empleo o los proyectos profesionales, siento deciros que os estaba engañando (ahora es cuando me van a llover críticas del cielo). Generar una marca personal creíble, con capacidad de convertirse en referente y de despertar el interés de los demás es mucho más complicado que todo eso. Detrás de una marca personal solida y consolidada hay muchas horas de esfuerzo, dedicación, generación de ideas, Skype y llamadas, reuniones, portazos y caídas, noches interminables de darle vueltas y vueltas a la cabeza, colaboraciones y sinergias y por encima de todo, el fiel convencimiento de que la cumbre solo se alcanza con altas dosis de constancia y paciencia. Y de verdad que cada vez que veo a un “gurú” dar explicaciones facilonas se me coge un pellizco en el estómago porque no está contando la realidad, o al menos, no del todo. Y de aquí vienen la mayoría de problemas relacionados con este tema, ya que en la cultura del cortoplacismo no cuestionamos nada y eso, eso es bastante peligroso.

Es más, si no creéis lo que os cuento, os animo a que preguntéis a personas que a día de hoy se han convertido en referentes en su sector y que cuentan con una consolidada marca personal además de una más que trabajada experiencia. Puedo garantizaros que podrían hablar largo y tendido de esto que os cuento en el post. Es más, me aventuraría a decir que me he quedado corto. Ninguno que te hable desde el corazón, dejará pasar por alto el gran esfuerzo, las cientos de horas dedicadas, el sudor y las ganas de abandonar en más de una ocasión porque esto no era lo que esperaban.

Así que ahora os animo a que reflexionéis y os preguntéis a vosotros mismos, ¿estoy dispuesto a todo esto? Si la respuesta es si, bienvenido, ya habéis dado el primer paso para comenzar a crear una marca personal que dejará huella, ¿comenzamos?

Alejandro Durán

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: