Sigue tu camino de baldosas amarillas…

sigue-tu-camino-de-baldosas-amarillas

Sigue tu camino de baldosas amarillas…

Voy a empezar este post, como lo haría mi querida Élia Guardiola, a modo de storytelling…

      A finales del mes de Enero, tuve la oportunidad de presentar en Huelva el libro de José Luis Fuentes, “Sigue tu camino de baldosas amarillas”. Y hasta ahora, no he encontrado el momento de escribir el post que se merecía. Y digo, no he encontrado el momento, porque ya no me excuso con eso de “no he tenido tiempo”. Ésto os lo contaré en otro post…

      Los que me conocen o siguen por las redes sociales, saben que desde que mi blog nació, he estado escribiendo un post al mes (sé que es muy poco, pero es a lo que me podía comprometer). Mi último post ¡Adiós  2015! ¡Busco empleo 2016! me vino como anillo al dedo. Si bien es cierto que el 2016 me trajo un nuevo empleo, también lo es que he tenido que dar prioridad a ponerme al día en mi nuevo cargo y he tenido que dejar un poco de lado éste rinconcito.

      Una vez asentada en Isersys y con todo bajo control, puedo volver a dedicarle el tiempo que se merece a mi blog y volver a escribir sobre lo que hago.

      Conocí a José Luis, en la presentación del libro de un amigo que tenemos en común, Ecequiel Barricart, que también tuve la suerte de traer a Huelva y con él inauguré este espacio: Cómo ser Dios y no morir en el intento. Fue la primera vez que nuestros caminos se cruzaron…

      Y como las cosas pasan por causalidad y no por casualidad, poco a poco nos hemos ido encontrando en nuestro camino de baldosas amarillas…

      Para los que no conocéis a José Luis Fuentes, una simple reseña de lo que él dice que es su misión profesional: acompañar a personas y organizaciones a encontrar su camino y convertir sus sueños, en metas alcanzables.

sigue-tu-camino-de-baldosas-amarillas

      No os voy a contar de que va el libro, ni si José Luis es buen o mal escritor… solo voy a hablaros de los efectos positivos que tiene el libro sobre las personas que lo leen. No es un libro de autoayuda, no es un libro para descifrar las claves de la felicidad. La felicidad de cada persona depende de uno mismo. Cada ser tiene sus propias convicciones subjetivas de lo que es o debería ser esa felicidad soñada.

      José Luis tiene una premisa que repite constantemente: La felicidad es productiva. Y esa felicidad que todos perseguimos y cada uno vemos de forma diferente, pasa por un camino, por un proceso, que todos tenemos que seguir para poder alcanzarla. Y de ese camino es del que se habla en este libro.

     Lo que sí os voy a contar y estoy totalmente de acuerdo con José Luis es que toda felicidad pasa por amarse a uno mismo, con sus virtudes y sus defectos. Además creo firmemente en la Ley de la atracción positiva  y que los límites los ponemos nosotros mismos.

         Este libro te podrá hacer reír, te podrá poner la piel de gallina, pero sobre todo, te hará reflexionar… Te va a ayudar a elegir el camino de tu felicidad, tu camino de baldosas amarillas… pero para ello, tienes que apostar por ti, coger las riendas de tu vida y vivir ese camino. Porque al final, lo importante, es el camino…

         Este libro llegó a mis manos en un momento de pura  incertidumbre en mi vida y la verdad que fue un chute de motivación y me sirvió para reforzar mi lema, carpe diem: Aprovecha el momento, disfruta de la vida y piensa en el hoy y el ahora. No le des más vueltas. Siempre vale la pena intentarlo, vamos a dejar los miedos escondidos en un cajón y vamos a vivir. Pero vivir sin miedo, con valor. Si te apetece, te dejo otro post que escribí sobre este tema: ¿A qué tienes miedo?

         Ese valor es el que te va a permitir vivir tu propia aventura, como la vivió Dorothy en El Mago de Oz… vivir tus sueños, porque únicamente tenemos una vida y hay que aprovecharla.

sigue-tu-camino-de-baldosas-amarillas

Voy a ser sincera, vais a encontrar dificultades, por supuesto, pero, a través de la lectura del libro, vais a encontrar como enfrentarte a ellas, gestionando las emociones.

No tengáis miedo a equivocaros, a fracasar. No pasa nada. Cada fracaso tenemos que verlo como una oportunidad para buscar el éxito. Cada crisis, supone una oportunidad de cambio y en el cambio está el camino y en el camino, la felicidad.

         Sigue tu camino de baldosas amarillas…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: